El norte, una caldera: “Aquí no hay ningún tipo de inversión. El futuro es incierto” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El norte, una caldera: “Aquí no hay ningún tipo de inversión. El futuro es incierto”

El norte, una caldera:  “Aquí no hay ningún tipo de inversión. El futuro es incierto”

El 24 de setiembre de 1992 la Cámara de Diputados de la Nación aprobaba por mayoría la privatización de YPF. La medida, impulsada por el ex presidente Carlos Menem y apoyada por los Gobernadores de las provincias hidrocarburíferas y sus Legisladores – reconvertidos en ‘nacionales y populares’ una década después -, formó parte de la tan mentada ‘Reforma del Estado’ y significó el despido de 30.000 trabajadores en todo el país, además de la pérdida de un recurso estratégico para nuestro desarrollo económico.

Como era de esperarse, tamaño cimbronazo significó una sentencia de muerte para localidades enteras y sus pobladores, tal es el caso de nuestro norte provincial. Tartagal, General Mosconi y Campamento Vespucio – entre otras – asentaban su economía en la presencia de YPF en la zona.

“Después de la privatización de YPF no se buscaron proyectos alternativos y, hoy, aquí no hay ningún tipo de inversión”, sostuvo Roberto Domínguez, ex trabajador de le empresa en Mosconi. Y es que la firma – ya bajo administración privada – fue deshuesada poco a poco y los yacimientos fueron abandonados al igual que la maquinara e instalaciones. Las inversiones – y por lo tanto el trabajo – tampoco llegaron a partir de la ‘renacionalización’ impulsada por el kirchnerismo en 2012 – recordemos, pilares fundamentales de la privatización en los 90’s – a pesar de las expectativas que despertó la medida en la zona.

Hoy, en plena crisis económica, los trabajadores norteños viven la contradicción de estar ‘parados sobre pozos petroleros’ sin explotar mientras la desocupación hace estragos.

“El comercio está paralizado, las ventas bajaron tanto que las casas hacen descuentos del 50% y, aun así, no venden nada. El futuro es incierto”, aseguró Domínguez analizando la actualidad económica del lugar.

“No hay compromiso para resolver este problema”, sentenció.

Fuente: “El revés de la trama” – FM Noticias 88.1 Mhz.