El Ministerio de Salud flota en la corrupción | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El Ministerio de Salud flota en la corrupción

El Ministerio de Salud flota en la corrupción

Al  Ministro de Salud, Rubén Heredia,  habría que avisarle que, según la propia página del Gobierno Provincial, esa Cartera tiene como misión “conducir y administrar los RR.HH., materiales y financieros asignados a su área, planificando, programando, normatizando y ejecutando acciones de promoción, prevención, recuperación  y rehabilitación de la salud de la población. Promover y desarrollar la investigación científica, la capacitación personal y la educación sanitaria, a fin de lograr una mejor calidad de vida para la población”, y no hacer  obras para uso personal sin sentido y que no son prioritarias.

Obviando las hermosas palabras de la web institucional,  el Ministerio de Salud Pública  adjudicó la contratación directa N° 26/13, tramitada por el Programa Abastecimiento de la Dirección General Abastecimiento y Mantenimiento, por trabajos de reemplazo de alfombra por un  piso flotante y modificaciones generales correspondientes a la Secretaría Privada de ministro de Salud, Enrique Heredia.

Estas reformas que ahora recibirán los delicados pies del ministro se adjudicaron a la firma Arq. Gatti, Ariel, por una módica  suma de $168.857,00. Heredia

En este contexto, podemos decir que  Heredia es un personaje inescrupuloso  ya que uno espera, al menos,  ser atendido en tiempo y forma en un Hospital Público y no que le den un turno a 40 días.

Mientras se gasta semejante suma en detalles edilicios donde sólo se “beneficia”  una  persona, para miles de salteños llegar a una salita de primer nivel de atención y que tenga los elementos necesario para la atención de cualquier ciudadano, es casi imposible.

Recientemente se conoció el caso de un niño del Paraje Isonza, que murió porque nunca tuvo a disposición  una de las  aeronaves de la Provincia y cuando llegó al hospital Materno Infantil, no tuvo la atención necesaria. Ni hablar de la falta de un tomógrafo en ese nosocomio, que es necesario ya que con el mismo se le podría haber salvado la vida, pero parece que no es prioritario.

Otro punto a destacar es la mala atención a mujeres que están por dar a luz. Las mandan a deambular y terminan pariendo en la calle, atendidas por quien  Dios ponga en ese lugar.

Que pasó con los 300.000 pesos de fondos nacionales que llegaron a través del Plan Nacer, que desaparecieron y nadie sabe en realidad en que bolsillo están.

Y  ni hablar del caso que supuestamente está en investigación, sobre la transfusión de sangre con HIV a un niño de más de 10 años,  que no sería el único caso y que desde las autoridades de Salud creen que lo solucionaron con la renuncia del ex gerente de la Institución Martin De La Arena.

Esta renuncia no esconde el vinculo existente entre la  empresa privada  de Sangre que proveía  al Hospital Publico Materno Infantil, por un contrato que llegaba a los 5 millones de pesos anuales, con el renunciante Dr. De La Arena ya que la empresa radicó su primer domicilio en el pasaje Zorrilla, en donde el médico tiene su consultorio particular.

Si Ud. lee está nota,  Entre Líneas sólo puede disculparse por  decirle inescrupuloso al Ministro, que seguramente ahora con el  piso flotante podrá caminar mejor y sin tropezarse con una vieja alfombra desgastada y de mal gusto.