El Intendente de Cafayate dice que terminará una obra que ya publicó como finalizada | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El Intendente de Cafayate dice que terminará una obra que ya publicó como finalizada

El Intendente de Cafayate dice que terminará una obra que ya publicó como finalizada

Aunque la situación parece situada en el Macondo de García Márquez, el intendente de Cafayate se comprometió a finalizar en veinte días la obra de las cloacas de la Banda de Abajo que en su campaña, en mayo, publicó que estaba terminada.

La obra “terminada”, pero dormida hace meses, sigue siendo solo una promesa

Todo parece extraído del reino del revés, pero la realidad muestra la verdadera cara a la hora de analizar la obra pública de la Municipalidad de Cafayate: una terminal con gruesos errores de cálculo y planificación, adoquinados que duran cinco meses, un pozo en La Banda de Arriba que no puede abastecer agua a todos porque lo hicieron abajo de la mayoría de las casas y no se previó un bombeo para llevar el agua a la planta distribuidora… y la lista sigue.

El viernes 13 de noviembre los vecinos de La Banda de Abajo pidieron reunirse con el Intendente de Cafayate para pedirle que terminara con las obras de cloacas en esa zona.

Lo paradójico e increíble de la situación es que se le está pidiendo a Fernando Almeda que termine una obra que según él está finalizada, por lo menos así está publicado en el folleto que distribuyó en la campaña con la que consiguió ser reelecto en mayo pasado.

Todo sigue igual que hace meses. Se abrió un pozo para una boca de registro, de un total de ocho, y hasta ahí se llegó.

La Banda de Abajo espera hace años esta obra fundamental, tratándose de una de las zonas que ha tenido uno de los más importantes crecimientos urbanos en la ciudad. Además, de esa obra depende que pueda funcionar la cuestionada terminal de Cafayate.

De acuerdo al compromiso de Almeda, firmado en un acta con los vecinos del lugar durante la reunión del viernes pasado, los trabajos debían comenzar este lunes 16 de noviembre para finalizarse en veinte días, pero nada sucedió.

En el lugar todo permanece igual, con solo un pozo cavado hace largo tiempo para construir la boca de registro. Se cavó solo uno de un total de ocho, pero de convertir un pozo en boca de registró hay un largo trecho.

Solo el realismo mágico puede explicar que una obra terminada (según Almeda) sea prometida seis meses después para veinte días, pero sin iniciarse en el tiempo acordada.

Fuente: Radio Cafayate