El Gobierno incumple resolución que destina fondos de la Ley de Bosques a pequeños productores y comunidades originarias | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El Gobierno incumple resolución que destina fondos de la Ley de Bosques a pequeños productores y comunidades originarias

El Gobierno incumple resolución que destina fondos de la Ley de Bosques a pequeños productores y comunidades originarias

El Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) emitió la resolución Nº 277, correspondiente a la distribución de los fondos de la Ley de Bosques Nativos destinados también a poseedores de tierras como Comunidades originarias y pequeños productores.

Desde el COFEMA se dictó una resolución “para que se otorgue planes de manejo a los poseedores de las tierras”, a fin de que “la titularidad no sólo implique la propiedad privada de las tierras.

Acordamos con la provincia de Salta ampliar para que los beneficiarios de la Ley de Bosques llegue a los más vulnerables”. Afirmó a la prensa la subsecretaria de Planificación y Política Ambiental de la Nación, Silvia Révora.

Mientras desde el Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable a cargo de Gustavo Paul, convocan para acceder a los fondos de la Ley de Bosques a “titulares de tierras con superficies boscosas”, los que deben presentarse hasta el 20 de noviembre. Excluyendo a los titulares poseedores, como Comunidades originarias y pequeños productores.

Distribución para terratenientes

La resolución Nº 277 emitida por el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), que intenta corregir la exclusión en la distribución de los fondos de la Ley de Bosques a Comunidades originarias y pequeños productores, quienes son poseedores de las tierras en que habitan ancestralmente sus territorios, y la negación del Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable, a incluirlos en la distribución de estos fondos, establece un claro beneficio a grupos terratenientes, en la mayoría de los casos son apropiadores de tierras fiscales.

Fuente: Copenoa