El consumo de drogas en Salta comienza a los 14 años | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El consumo de drogas en Salta comienza a los 14 años

El consumo de drogas en Salta comienza a los 14 años

Durante 2014, la Secretaría para el Abordaje Integral de las Adicciones, desde septiembre incorporada al Ministerio de Derechos Humanos de la provincia, recibió un total de 2645 consultas sobre distintos tipos de adicciones.

Según explicó Martín Teruel, a cargo de la secretaría, el 46 por ciento correspondió a personas entre 15 y 25 años, mientras que el 26 por ciento fueron mujeres.

De acuerdo a la información surgida de las entrevistas, la mayor parte del consumo de sustancias comienza entre los 14 y los 15, pero el universo de casos se ubica en un margen que va de los 12 a los 30 años. “Aunque los casos de menores de 15 años no sean cifras estadísticamente significativas, nos preocupan mucho porque involucran a la infancia, que es el sector más vulnerable socialmente”, señaló Teruel.

Tabaquismo fuera de foco.  En cuanto a las sustancias por las que se realizan la mayoría de las consultas, Teruel apunta que hay tres áreas que se destacan: el policonsumo, que engloba distintas sustancias combinadas, alternadas o que se sustituyen entre sí; el consumo de bebidas alcohólicas y el de pasta base. “Los tres están repartidos de manera equitativa en la cantidad de casos”, explicó y aclaró que  no se trata de una muestra sobre lo que más se consume, ya que no hay muchas consultas sobre marihuana o psicofármacos pese a que  son sustancias que se consumen en gran cantidad.

El tabaquismo tampoco es motivo de consumo en los centros de atención y consulta de la Secretaría. “Es un dato interesante, debe ser que no consideran tan grave lo que les pasa”, analizó Teruel.

Dónde ir. En cuanto a los espacios habilitados para la asistencia y las derivaciones para tratamientos, la Secretaría anunció para mediados de mes la apertura de un nuevo Centro de Consulta y Orientación en calle Sarmiento 491, donde habrá más consultorios y profesionales para la atención.

El criterio de atención será por orden de llegada y estará abierto a cualquier persona que quiera realizar consultas sobre problemáticas de consumo. “No es solo para quien consume sino también para los grupos de pertenencia del sujeto, que a veces se encuentran desorientados sobre cómo proceder. Muchas veces empieza por ahí el circuito asistencial porque quien consume suele no está de acuerdo con acceder a un dispositivo terapéutico y es necesario que sea el entorno quien busca armarse mejor y estar menos impotente ante el tema”, explicó  Teruel.

En marzo se abrirá un dispositivo de contención e inclusión social que pueda servir para derivaciones a tratamientos, en el barrio El Tribuno. Comenzó a funcionar un dispositivo en General Güemes y antes de abril se inaugurarán otros dos en municipios del interior.

Lo que preocupa.  Entre los motivos de las consultas, Teruel señaló que uno de los temas que más preocupa es los índices de consumo y las edades de inicio en los barrios. “Podemos pensar que estos fenómenos tienen que ver con la desarticulación en la vida social, las pocas posibilidades de acceso que mucha gente tiene y lo que cuesta la integración. El desafío es hacer redes en esas comunidades y no pensar en las adicciones en términos de tratamientos,  sino también en actividades en el territorio que permitan la inclusión, armar proyectos personales y colectivos”, sostuvo.

¿Cualquier consumo de sustancias implica adicción?

No todo consumo significa una adicción. Pero, al mismo tiempo, y por eso estamos introduciendo el concepto de consumo problemático, hay personas que no necesariamente son adictas y sin embargo el consumo que tienen es problemático, porque es altamente tóxico, genera accidentes, altera o modifica la vida normal, afecta su salud, relaciones sociales, proyectos personales. La idea de consumo problemático tiene que ver con eso: cuando la persona empieza a padecer las consecuencias de su consumo.

¿Los tratamientos apuntan al consumo cero?

Históricamente, la idea de los tratamientos ha sido la abstención total. Hoy se piensa que el alcance depende de las características del sujeto y sus posibilidades. Si alguien no está en abstención total, se busca que al menos no sea mortífero ni altere sus condiciones de vida normal.

Fuente: La Gaceta de Salta