Doctrina Bullrich: La policía nos está matando | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Doctrina Bullrich: La policía nos está matando

Doctrina Bullrich: La policía nos está matando

Vecinos de barrio Floresta denunciaron que la policía mató a un hombre de 50 años luego que se librara una orden de desalojo contra una familia de la zona.

Marisol, quien fue testigo del hecho, dijo: “Floresta norte alta es un asentamiento nuevo. Estos terrenos son fiscales, son expropiaciones a la provincia de Salta. El sábado, aproximadamente a las 11 de la mañana, vino una mamá preguntando por terrenos porque tenía sus 5 hijos y el alquiler no le daba más”.

Explicó que en el terreno que tomó la mujer había una peque construcción y que el mismo es propiedad de un policía de nombre Pablo Rivero. “Nunca vino la policía de civil, como suele hacer por los terrenos sobre los que hay problemas, directamente vino infantería y nos pidió a los vecinos que nos retiremos. Lo hicimos y escuchamos como la hermana de Pablo Rivero se burlaba, no nos dejaban poner carpa. Cuando agarraron a David, los infantes, empezó a sentirse mal. No lo quisieron soltar, pensaron que estaba fingiendo, pero no era así”.

“Lo agarraron dos chicos de infantería e intentó soltarse, pudo hacerlo y luego uno lo agarró del cuello. Después lo agarraron de los brazos, entre 3 lo hicieron”, relató y agregó: “Estuvieron apretándolo. Con otras chicas les pedimos por favor que lo suelten. Cuando vieron que David empezó a soltar saliva por la boca recién lo dejaron y cuando lo hicieron no se dignaron a hacerlo con cuidado, lo tiraron como a una bolsa de papa. Cuando les pedimos que nos ayuden a dar los primeros auxilios se reían de él y de la gente que estaba a su lado. No hicieron nada por ayudarlo”.

“Una chica fue hasta la calle 4 a buscar a un enfermero que trabajo en el hospital para que lo ayude, lo intentó 3 veces y nos dijo que ya no se podía hacer nada. La policía no hizo nada por sacarlo, estaban entre ellos conversando. Nosotros nos empezamos a mover para conseguir la ambulancia, no sé en qué momento se fue la policía”, contó angustiada.

“Yo creo que en lugar de cuidarnos (la policía) nos van a terminar matando, como hicieron con David”, reflexionó.

B° Rosedal: no declararon los policías detenidos

Tres sargentos y un cabo de la Policía de la Provincia fueron detenidos e imputados por los delitos de homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público tras un hecho ocurrido el pasado viernes, cuando un hombre falleció cuando era trasladado a una dependencia policial.

La fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio, imputó a los sargentos Alberto Gabriel Figueroa, Gonzalo Robustiano Delgado y Rubén Esquivel y al cabo José Oscar Santos por los delitos de homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real.

Los hechos sucedieron el pasado viernes en una vivienda de barrio Rosedal, cuando Martín Rodrigo Carreras se presentó en estado de intoxicación en la vivienda de su ex pareja e hijos y se comportó violento. La mujer realizó un llamado al Sistema de Emergencias 911 y se constituyó un móvil policial.

Carreras ofreció resistencia a la detención y una vez reducido, fue trasladado a la dependencia policial en la caja de la camioneta, mientras que en la cabina viajaba la mujer y sus dos hijas. Al llegar a destino, se percataron que el detenido se encontraba sin signos vitales.

La autopsia reveló que falleció por asfixia restrictiva por delirio agitado, ante lo cual se decidió la detención y la imputación de los efectivos, al considerar que el deceso de la víctima se produjo a raíz de la conducta imprudente y antirreglamentaria del personal actuante, que contraviniendo expresas disposiciones legales y protocolares en orden a la prohibición de trasladar a cualquier persona en la caja de una camioneta y por haber contravenido la expresa disposición de evitar toda coincidencia física de un agresor con la víctima de violencia de género.

Fueron asistidos por un abogado particular y se abstuvieron de declarar. Desde la Fiscalía se solicitó el mantenimiento de la detención.

Fuente: Todas las voces todas/FM Noticias 88.1 MHz