Diagnosticada con covid, la fiscal Simesen de Bielke cargó contra el sistema público de salud | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Diagnosticada con covid, la fiscal Simesen de Bielke cargó contra el sistema público de salud

Diagnosticada con covid, la fiscal Simesen de Bielke cargó contra el sistema público de salud

Se conoció que la fiscal penal de Derechos Humanos, Verónica Simesen de Bielke, dio resultado positivo para covid-19. Angustiada, narró cómo fueron los días desde que se activó el protocolo en la fiscalía, cuestionó duramente la falta de respuestas del sistema de salud pública, aseguró que la propia Griselda Rangeón le dijo que se presentara a trabajar y aseveró: “En Ciudad Judicial hay casos de covid que se han dado, que no los digan es otra cosa”.

Para la fiscal, el contagio se produjo en la propia Fiscalía. “Presumo que fue en el trabajo porque no tengo contacto exterior más que del trabajo a mi casa- dijo angustiada-. Estoy un poco conmocionada con esto, ayer me dieron la noticia”.

La fiscal relató así cómo vienen transitando el aislamiento desde el momento en que se enteraron que una de las trabajadoras de la Fiscalía había sido diagnosticada. “Me entero que una de mis colaboradoras en la Fiscalía dio positivo. Entonces, inmediatamente activamos el protocolo y hace 11 días exactamente venimos en un peregrinaje tremendo donde, más allá de que físicamente estoy bien, tengo algún síntoma leve como es un dolor de cuerpo y dolor de cabeza”.

“Gracias a Dios, no soy una persona que está en grave estado, pero venimos peregrinando hace 11 días mi equipo y yo, y nuestras familias, todo lo que hay detrás de nosotros, porque nadie nos da una respuesta, nadie te dice qué hacer”, aseveró Simesen de Bielke para luego agregar: “Un día te llaman y te dicen que hagas una cosa, al otro día te llaman y te dicen que hagas otra cosa. Yo hablé personalmente con la doctora Rangeón- Griselda, coordinadora de Epidemiología de la Provincia- el día que me entero, porque tuve un amigo que gracias a Dios me pudo hacer el contacto, y la doctora Rangeón me mandó a trabajar al día siguiente, lo cual no hice por una cuestión de prevención”.

Resaltó también que “la Procuración, muy atinadamente, decidió cerrar la sede de la Fiscalía, y el día de ayer averiguando un poco con médicos amigos

“No nos llamaron por teléfono para preguntar los síntomas. Nos piden que carguemos una aplicación a la cual nunca pude entrar, porque la verdad es que no puedo entrar a la aplicación a cargar estos síntomas que tenía- continuó con su descargo-. Me habían llamado el viernes en realidad para decirme que me iban a hisopar, porque yo logré un contacto con una médica del centro de salud que me atendió muy bien, es la única que me atendió, me dijo que me iban a hisopar hoy martes, y hablando con médicos privados me dijeron que me hiciera este análisis que es el IGM, que es un análisis de sangre nomás. Me lo hice ayer a las 8 de la mañana y a las 6 de la tarde tenía el resultado de covid positivo”.

“Ahora me llamaron diciéndome que sí me van a hisopar, a todas mis colaboradoras ahora de repente sí nos van a hisopar, pero nadie se pone en la piel de uno de vivir esta angustia, de no saber porque todos tenemos familia. Yo tengo 43 años, mis padres son grandes, tengo hermanos, tengo sobrinos, tengo gente con la que estuve trabajando. El servicio médico del Ministerio Público se lavó las manos, no nos apoyó de ninguna manera”, aseveró la Fiscal reiterando: “Esto ocurrió en el trabajo porque yo soy una persona muy precavida y solo tuve contacto estos meses de cuarentena del trabajo a mi casa, no salgo a ningún lado”.

En este punto, y claramente angustiada, la fiscal remarcó: “Yo al covid no le tengo miedo, ha sido bastante leve en mi caso. La bronca y la angustia, es todo esto que venimos viviendo de parte del sistema de salud provincial, de parte de los médicos del Ministerio Público que incluso llegaron a pedirnos que presentemos un certificado médico. Vos te imaginás que yo tenga que ir a un médico, primero no puedo salir de mi casa. Tengo que ir al médico para que me haga un certificado para mostrarle al Ministerio Público que tuve contacto con una chica que dio positivo, que presentó su certificado, que además se lo hizo en forma privada”.

“Si tenés plata, buenísimo, si no tenés plata te dejarán ahí tirado”, declaró molesta Simesen de Bielke, y continuó: “La verdad que es tremendo. Ayer me dijeron que no hay más insumos para hacer hisopados, que si quería me lo hiciera en la parte privada. Como yo me lo pude pagar al examen de sangre me lo hice, por una cuestión de precaución mía y de mi familia, y ahí me doy con la noticia esta de que es covid”.

Así las cosas, insistió: “Yo no tengo miedo al covid, sí le tengo respeto porque es algo que hoy no se sabe bien qué es. Nadie sabe si los síntomas que presentás son o no de covid, hay mucha desinformación. Pareciera que, si no estás internado en una terapia, lamentablemente por esa gente que la está pasando tan mal, no te dan bolilla. Me dijeron que ya no van a hisopar a los que somos, entre comillas, asintomáticos, porque yo tuve dolor de cuerpo y un dolor de cabeza tremendo que no es común en mí. Mis colaboradoras hay tres que están con dolor de garganta, entonces ahora se preocuparon”.

“Lo que más angustia y da bronca, además de que yo tengo que ser la cabeza de un equipo y soportar todas sus angustias y sus miedos, es que nadie nos dio una respuesta, las reglas claras desde un principio. Entonces una se queda con la tranquilidad. Yo sé que me tengo que quedar 14 días en mi casa”, siguió.

Reiteró su reclamo por la actitud adoptada por Rangeón, y manifestó: “Me dijo ‘vos podés volver a trabajar perfectamente el día miércoles’. Yo hablé el martes con ella, cuando activamos el protocolo. Me dice ‘vos podés volver, tratá de volver con menos gente’. Obviamente yo no iba a exponer a mis colaboradoras a volver a trabajar, además sabiendo que en Ciudad Judicial hay casos de covid que se han dado, que no los digan es otra cosa”.

“Nosotros manejamos el ingreso de gente a la fiscalía, manejamos papeles de la policía. Hoy, cuando uno se entera que muchos efectivos policiales están enfermos, esta médica amiga me dijo ‘alguien se tocó los ojos, estaba positivo y no lo sabía, tocó un papel, vos lo tocaste y ya está, es suficiente el contagio’. Los aires de calefacción de Ciudad Judicial estuvieron prendidos, me dice que ese es un foco de contagio tremendo. Los termómetros, cuando vos ingresas y te toman la temperatura, muchas veces no funcionan. Me he quejado con seguridad, he sido una persona, y mis colaboradores, que hemos tomado muchísimas precauciones, y así estamos”, agregó la funcionaria.

Y cerró: “La angustia ha sido tremenda y esa angustia hoy se ha transformado en un enojo. Yo me voy a hacer los estudios privados. Ahora me llaman para decirme que me los quieren hacer, no me los voy a hacer en forma pública, me los voy a hacer en un privado. Pero pienso en la gente que no puede, porque cuando te toca esto no podés dejar de sensibilizarte y pensar en el que no puede, no tiene respuestas. El trato que reciben las personas que les ha dado covid positivo pareciera que tienen lo que era la lepra miles de años atrás. Lamentablemente, hoy no estamos exentos, no soy médica, pero no tengo dudas de que hay transmisión comunitaria porque yo he sido una persona que ha tomado todas las precauciones que se habían pedido, todas”.

Fuente: Aries