Deshidratación, desnutrición… Murieron por ser pobres | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Deshidratación, desnutrición… Murieron por ser pobres

Deshidratación, desnutrición… Murieron por ser pobres

Consultado sobre la muerte de dos niños originarios ocurridas en agosto, pero conocidas públicamente recién ayer, el gobernador Juan Manuel Urtubey afirmó: “En esos lugares invertimos 14 veces más por un niño de ahí que por un niño de acá, estamos haciendo todo el esfuerzo posible”.

Además el primer mandatario explicó: “De acuerdo al informe preliminar sabemos que la niña tenía una cardiopatía congénita y hay que ver cuál fue la incidencia de eso. El otro niño estaba bajo control y, si bien no tenía el peso que requiere, no era de los que estaba en el peor canal de desnutrición” y aseguró que se está investigando la historia clínica y se están realizando los sumarios respectivos para evaluar las conductas y la situación.

“Lamentablemente hay un dato de la realidad. La provincia de Salta ha mejorado los indicadores de mortalidad infantil, del 15 x 1.000 al 11.34 x 1.000, los niños siguen muriendo en todo el país igual que los adultos, hay que evitar que mueran por causas evitables”, agregó e insistió: “Estamos trabajando y hemos tenido la mayor disminución en la historia en la tasa de mortalidad infantil. Cuando suceden estas cosas son señales de alertas muy graves, pero hay que evaluar si pudo haber sido evitable o no”.

Asimismo, pese a los programas y el trabajo articulado anunciado entre los Ministerios de Salud y Primera Infancia, el Gobernador sostuvo que nada tiene que ver otros ministerios con una situación de salud determinada y minimizó así los cuestionamientos a la efectividad del trabajo realizado desde la cartera de Primera Infancia.

Finalmente destacó: “Hemos reestructurado el sistema de atención primaria de salud que estaba virtualmente desaparecido en la provincia” y remarcó: “Nos encantaría que en cada Centro de Salud haya más de una ambulancia, pero es fácticamente imposible, en Salta y en Sudamérica”.

Los niños indígenas tenían problemas de desnutrición

El diputado provincial por el departamento Rivadavia, Ramón Villa, se refirió a las muertes de los dos niños indígenas ocurridos en el departamento Rivadavia. Aseguró que los menores tenían problemas de desnutrición y que en todo el departamento hay serios problemas de salud.

“Estos dos chiquitos murieron, de acuerdo a lo que nos informaron los médicos del lugar, con bajo peso, con problemas de desnutrición. Puede haber alguna enfermedad de base, pero si no tenemos la infraestructura para poder tratarlo, para acompañarlo, vamos a seguir con estos casos”, sostuvo el diputado provincial.

En esa línea aseveró: “En Rivadavia tenemos serias falencias de salud pública”. “Yo lo vengo planteando desde hace bastante tiempo. La salud no está presente en esa zona”, remarcó.

Y agregó: “No solamente tenemos problemas con la falta de ambulancias, sino que hay problemas en todo el sistema, estamos en una situación complicada. Faltan médicos, enfermeros, faltan medicamentos. Esto se revierte con una fuerte presencia del Estado, con buenas pagas a los profesionales, con obras de infraestructura, con todo un sistema acorde a las necesidades de la población de esta zona”.

Para Villa, el Gobierno creó un Ministerio de la Primera Infancia que no tiene articulación con el de Salud. “A veces pasa que se desentienden de las cuestiones porque creen que se está haciendo cargo el otro Ministerio. Si no hay coordinación, vamos a seguir teniendo niños muertos por desnutrición, por tuberculosis y por muchas enfermedades más”, cuestionó.

Desde Salud niegan que sean casos de desnutrición

Después de que se conociera la muerte de dos niños originarios, de 5 meses y de 1 año y 6 meses, en Santa Victoria, que -según afirmó el diputado Ramón Villa -se trataría de casos de desnutrición, la secretaria de Servicios de Salud de Salta, Viviana Molina, negó que se haya tratado de niños desnutridos y aseguró que estaban controlados.

“La bebe (de 5 meses) tenía un peso adecuado para la edad y una cardiopatía congénita, ingresó al hospital con una neumonía y fue lo que causó el fallecimiento”, sostuvo Molina y agregó: “El otro niño (1 año y 6 meses) ingresó al Hospital de Santa Victoria después de tres días de evolución con una deshidratación importante, secundaria a un episodio de gastroenteritis, es decir, diarrea y vómito”. “Presentó el bajo peso al deshidratarse, porque en el control anterior no tenía un bajo peso, no era un niño malnutrido”, dijo.

De esa manera, la funcionaria aseguró que los controles clínicos en las comunidades se realizan habitualmente y remarcó que incluso los agentes sanitarios pertenecen a los pueblos originarios. Igualmente, garantizó: “Se está haciendo la investigación correspondiente para ver realmente qué pasó con el niño, estaba bajo vigilancia nutricional y tenía una evolución buena”.

“El Ministerio de Salud permanentemente trabaja en la promoción de la salud con diferentes programas, se trabaja en saneamiento ambiental para evitar que sucedan estas situaciones. Pero hay situaciones en las que se hace todo lo posible y la evolución es muy rápida”, finalizó.

El Ministro de Salud “debe rever” su continuidad

El presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Santiago Godoy, habló sobre los niños wichis fallecidos por deshidratación y agregó: “No se entiende que se te mueran dos nenes y que nos enteremos un mes después”.

El fallecimiento de dos niños pertenecientes a pueblos originarios de Santa Victoria Este como consecuencia de un cuadro de deshidratación aguda sacudió a la política local. Ante el silencio y el ocultamiento por los que optaron la mayoría de los funcionarios por la muerte de un nene de un año y seis meses y una niña de cinco meses fueron pocos, muy pocos, los dirigentes oficialistas que quisieron hablar para analizar la situación.

Entre ellos, el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Santiago Godoy, manifestó de forma contundente que al ciclo de Oscar Villa Nougues en el Ministerio de Salud le queda poco tiempo y criticó la forma en la que se informan esas situaciones desde las entidades gubernamentales.

- Hoy se conoció que dos niños wichis fallecieron por problemas nutricionales ¿Qué opinión le genera?

Es lastimoso, es realmente desastroso que esto nos pase. Con todos los esfuerzos que se están haciendo y a pesar de los esfuerzos me parece que es imposible controlar la situación. La provincia debería haberlo anunciado antes; debería haberse hecho cargo, decir que se hizo todo lo posible, pero de repente sale porque alguna radio lo saca. Entonces es como que están viendo qué es lo que van a hacer o no. Creo que lo que hay que anunciar son estas obras (que se realizarán con fondos contemplados por el Plan Belgrano) y sabemos que ese porcentaje de niños desnutridos que se mueren va a parar el día que realmente se hagan estas obras.

Hay un caso en el que me parece que el Ministerio de Salud Pública debe iniciar el sumario correspondiente y tomar todas las medidas del caso, que es el hospital de Santa Victoria. También el Ministro debe mirar su situación, creo que ya le llegó la hora.

- ¿Lo convocarán a la Cámara de Diputados?

Convocaremos a los ministros de Salud y de Primera Infancia para que expliquen esto. El ministro Villa Nougues hoy lo explicó en la reunión de gabinete y dijo que uno de los niños sufría de una cardiopatía, según ellos, y el otro sí se trata de un caso típico de desnutrición.

Yo le echo la culpa a que no tienen criterio y el criterio surge de la política; y bueno, a mí me parece que los gerentes algunas veces se equivocan. El tacto político exige que las cosas se expliquen, y que se comente y se avise que murieron dos chiquitos pese al trabajo realizado y eso es entendible, pero no que se te murieron dos nenes y que nos enteremos un mes después. 

“La política de salud pública como
planificación en beneficio de la comunidad está en terapia intensiva”

En el marco de las muertes de dos menores de pueblos originarios de Santa Victoria Este, Federico Ocaranza, secretario de prensa de APSADES, afirmó: “La política de salud pública como planificación en beneficio de la comunidad está en terapia intensiva”.

“No contamos con una política de proyección a futuro para brindar salud y únicamente estamos atendiendo la demanda de la emergencia en el momento”, precisó y continuó: “La situación de salud tiene que ver mucho con el cuadro de pobreza y de marginalidad que vive gran parte de la población de nuestro país y el acceso a la salud pública colapsa en diferentes servicios por falta de profesionales y de insumos, por los turnos tardíos y la reprogramación de cirugías”.

Para Ocaranza, “es necesario reacondicionar el sistema de salud y brindar condiciones óptimas de trabajo a los profesionales, para que se justifique estar viviendo en cualquier punto de la provincia”.

La cuestión pasa por una decisión política respecto de qué futuro de país queremos, qué sistema público de salud pretendemos y si no que los dirigentes sean honestos y digan: vamos a fracturar la salud pública porque queremos imponer el modelo privado”, concluyó.

“La pérdida de un ser humano en cualquier cultura
es frustrante y, más allá de la impotencia, se genera mucha tristeza”

José Cantero, miembro de Asociana (Acompañamiento Social de la Iglesia Anglicana del Norte Argentino) lamentó la muerte de dos menores oriundos de Santa Victoria Este.

Además explicó: “Hay comunidades que todavía carecen del suministro de agua potable y esta es una situación que agrava el problema, más aún en época de sequía cuando las comunidades deben compartir el agua con los animales de represas, que a veces están contaminadas y por ellos están expuestas a contraer enfermedades y diarreas”.

Si bien el estado ha implementado una red de contención, eso no alcanza, sostuvo Canteros y señaló: “Es necesario también cambiar la conducta alimentaria de la gente, ya que antes obtenían sus alimentos de los recursos del bosque y ahora los montes están muy deteriorados. Lo que consumen ahora son muchísimas harinas, esto no alcanza y tampoco la tienen todos los días”.

En tanto, sobre la atención en salud, comentó que el hospital base se encuentra a una distancia importante de donde habitan las comunidades y que los puestos no están equipados para brindar la atención adecuada. “Las comunidades a veces están a más de 100 kilómetros del hospital y los caminos son inaccesibles, sobre todo en épocas de lluvia”, alertó.

Agregó que “la gente, muchas veces, no sabe leer ni escribir, les dan una receta con los medicamentos y no les es fácil cumplir lo que indica la prescripción médica al pie de la letra”.

El dirigente social sostuvo: “La pérdida de un ser humano en cualquier cultura es frustrante y más allá de la impotencia se genera mucha tristeza… ellos necesitan acceder a sus recursos y recuperar sus tierras, encaminando -desde su cultura- una forma de vida más digna, eso es lo que hoy necesitan”.

“Las acciones de gobierno como bolsones de mercadería o planes sociales terminan siendo paliativas y van en contra de una estrategia de vida que ellos necesitan empezar a abordar”, planteó para finalizar Cantero.
Fuente: FM Noticias 88.1,  La Gaceta Salta y Aries