Desde Unicef cuestionan a CONIN y ponderan al Ministerio de Asuntos Indígenas | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Desde Unicef cuestionan a CONIN y ponderan al Ministerio de Asuntos Indígenas

Desde Unicef cuestionan a CONIN y ponderan al Ministerio de Asuntos Indígenas

El 17 de octubre, se celebró el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza y, en la ocasión, el diario La Nación publicó un artículo titulado: “Erradicar la pobreza, un deber ético y un objetivo posible”, firmado por Sebastián Waisgrais.

En el escrito, el hombre – especialista en monitoreo e inclusión social de UNICEF Argentina y Paz y director del Instituto de Estudios Laborales y del Desarrollo Económico de la Universidad Nacional de Salta – asegura que un niño del NOA sufre 4,5 veces más la pobreza extrema que uno de Buenos Aires.

“La pobreza extrema es un concepto construido, difícil, en donde derechos básicos vinculados a ingresos que recibe la familia, así como la satisfacción de ítems como nutrición, vivienda, etc, no se está cumpliendo”, explicó el especialista al ser consultado sobre su columna y los conceptos vertidos en ella.

Además sostuvo que el grupo de mayor vulnerabilidad es el de las comunidades originarias en todas las provincias del país. “Cuando unimos pobreza con poblaciones indígenas nos encontramos con un panorama complejo y que, además, nos interpela a brindar soluciones concretas que tengan en cuenta los propios aspectos culturales. Es muy difícil pensar que como Estado se puede revertir esta situación sin tener en cuenta el aspecto cultural”, precisó.

Para el especialista, existe una intervención tardía por parte de los Ministerios encargados de la problemática y fallas en los mecanismos para acercarse a las poblaciones originarias. “Las aguas están contaminadas, por más que yo respete que las comunidades tengan acceso a fuentes de agua natural, yo – necesariamente – tengo que brindar acceso al agua potable y trabajar sobre la capacitación, sino voy a tener desnutrición, diarreas y demás. El enfoque tiene que ser multidisciplinario”, ejemplificó.

Asimismo afirmó que es posible erradicar la pobreza. Y añadió: “Lo que se necesita es una clara decisión política y tomar las medidas necesarias: conocer la situación – años atrás no se conocía -, inversión en las provincias del norte – esto es central -, que la protección social – como la AUH – llegue a todos los chicos y, por último y quizás el punto más complejo, no podemos depender del crecimiento de la economía y que mágicamente toda la gente esté incluida porque, históricamente, Argentina crece al 1,5% y – para erradicar la pobreza – necesitamos crecer el doble. Entonces, la tarea fundamental del Estado es la redistribución y esto no a todo el mundo le gusta”.

Sobre ese último punto señaló que hay medidas que aplican los países desarrollados al respecto y puntualizó: “Gravar con mayor énfasis las ganancias y con menor énfasis el consumo, gastar más en sectores vulnerables, por ejemplo”.

Y finalizó: “Estas 4 medidas son centrales si queremos llegar al 2030 con niveles de pobreza reducidos como tiene hoy Chile o Uruguay”.

Crisis

Los últimos datos proporcionados por el INDEC indican que el 32,2% de la población es pobre. Según el informe de UNICEF, 7,2 millones de personas viven con menos de $134 por día y 1,9 millones con menos de $56 diarios.

“Es preocupante que nos hayan empezado a informar que se empezó a eliminar la cena y empezó a haber una sustitución de alimentos, es decir, empieza a haber conductas que no te va a causar desnutrición en lo inmediato, pero que un tiempo van a tener efectos severos. Con ese dinero no se puede cubrir requerimientos calóricos de una dieta”, apuntó al respecto Waisgrais.

Asimismo respecto del aumento de asistentes a comedores y merenderos dijo: “Nuestro objetivo debe ser que los chicos puedan comer en su casa, que el Estado no tenga que contemplar planes alimentarios”.

En tanto, respecto a desnutrición, Waisgrais enfatizó: “No es admisible la muerte de un solo niño por desnutrición, los últimos datos sobre desnutrición aguda nos dicen que la problemática afecta al 1,5% de los niños”.

Fundación CONIN

En Salta, a partir de las cuantiosas muertes por desnutrición, el gobierno provincial delegó la responsabilidad nutricional a la fundación CONIN con fuerte ligazón con la iglesia católica. Desde la organización se afirma que la desnutrición es un problema individual y social.

“El problema de Conin tiene que ver con su perspectiva”, opinó Waisgrais y explicó que “el sistema de protección de la infancia lo que intenta es no separar al niño de su familia y que la última instancia, la medida excepcional, sea retirar al chico de su familia”

“Conin tiene una perspectiva diferente- agregó-, cuando ven una situación de desnutrición aparecen estos centros donde el chico queda aislado de su familia, cuando lo ideal es trabajar con el núcleo en sí”.

En tanto, y para finalizar, ponderó las tareas del Ministerio de Asuntos Indígenas que brinda capacitaciones a las comunidades desde una lógica absolutamente distinta a Conin. “No tienen esta perspectiva de andar sacando al chico del núcleo de la familia, sino generándole capacidades a las familias en el manejo de alimentos, en lo que significa el desmonte, en el agua, etc., que genera que las propias familias indígenas tengan que estar habituándose a cosas que no estaban habituadas”.

“El Ministerio de Asuntos Indígenas está haciendo una tarea, desde nuestra perspectiva, (aunque todavía incipiente y todavía piloto), con efectos más duraderos que Conin”, finalizó el especialista en monitoreo e inclusión social de UNICEF.

Fuente: “Algo personal” – FM Noticias 88.1 Mhz.