Denunció por violación a un sacerdote  y no hay avances en el caso | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Denunció por violación a un sacerdote  y no hay avances en el caso

Denunció por violación a un sacerdote  y no hay avances en el caso

Ayer a la mañana el abogado Luis Segovia junto a su defendido Juan Carlos García brindaron una conferencia de prensa para dar a conocer la situación judicial de la denuncia realizada contra el sacerdote Emilio Raimundo Lamas por una violación en perjuicio de García ocurrida en 1.992, cuando él tenía 16 años.

“Tuve varios momentos terribles en el tema de quitarme la vida, he pasado muchos episodios porque ha sido difícil mi vida”, manifestó García a los medios en tanto aseguró: “Hay muchos casos, solamente que no salen a la luz”.

En este sentido, enfatizó: “Yo, en todo este tiempo que estuve con la gente de la red de abusos eclesiásticos, hay algunos que no quieren hablar y hay muchos casos de muchos sacerdotes. Por eso es que predican la familia y que lo primordial es la familia, ‘Dios ha creado al hombre y a la mujer para que se reproduzcan’, pero ellos no dan el ejemplo porque están solos. Bajo la sotana ellos sienten lo mismo que cualquier persona, sienten ganas sexuales como cualquier otra persona. ¿Por qué no se casan y dan el ejemplo ellos? Como iglesia y como hombres de la iglesia para recién poder venir a predicar”.

“Sé que va a sentar un precedente, va a ser un antes y un después esto porque lo que he buscado es simplemente que se sepa la verdad de cómo la iglesia hoy en día se maneja. Sí está en crisis pero porque ellos mismos lo han permitido, porque la estructura doctrinaria está hecha para que sea así, para encubrir, para ser impunes por el poder que tienen”, agregó.

Remarcó que “también están ligados al poder político del Estado” ya que “por algo reciben su sueldo”, y recriminó: “¿Qué podemos esperar? ¿Qué el cura viole a muchas personas y les cague la vida como me cagó a mí? Pero él cobre un sueldo del Estado, donde yo pago mis impuestos siendo víctima. ¿Hasta dónde se va a llegar a ese punto de seguir ocultando? Cuando acá tendría que haber actuado la justicia y monseñor Cargnello tendría que haber actuado inmediatamente para que no se manche la figura de la iglesia salteña, que hoy en día viene cuestionada, no solo con mi caso”.

“No vengo a presentarme como víctima- continuó-, vengo por mi derecho a la verdad como también el derecho de los otros que quizás no hablan, porque hay muchas víctimas que también están sufriendo esta situación y yo lo que pretendo es que ellos mismos se animen a hablar. No hay que tener miedo porque ellos tienen sotana y plata que les paga el Estado, nosotros mensualmente”.

“Los curas y los obispos cobran bonita plata por mes que les da el Estado, ¿para qué? ¿para que nos violen y nos caguen la vida? ¿para que no podamos terminar los estudios? ¿para que a mí me arruinen la vida y yo no pueda estar bien de haberme formado una familia, de haber sido papá, de haber tenido a mi esposa? ¿Pero él sí tiene derecho a gozar los privilegios de todo?”, cuestionó conmocionado y dijo entre llantos dirigiéndose al sacerdote denunciado: “Por eso voy Emilio, yo sé que me estás viendo. Da la cara y habla la verdad. A mí me arruinaste y sabías que me arruinaste, y no hiciste nada. Lo peor es que le pediste a la iglesia, a las monjas y a todos los que estaban a tu alrededor que me callaran, que me humillaran, que me echaran. No tuviste la decencia en estos últimos años de cura de decir ‘pido perdón’. A mí me hirió mucho”.

Continuando con su descargo, aseveró: “Yo, desde chico, quería, yo denuncié, pero no pude hacer más porque estaba solo, estaba muy solo. Hoy ya soy grande, tengo 43 años, hice mi vida como pude, pero por dentro siempre he llevado esto y me ha dolido y me ha quebrado, pero estoy dispuesto a dar la cara. Esto recién empieza. Yo sé que es un largo camino, pero no voy a bajar los brazos. Si algún día no estoy o desaparezco no es porque yo quería, sino porque algo me ha pasado, porque este Estado impune de tantos años, disfrazado de religiosidad, también tendrá sus armas como las que ha tenido durante tantos años de haber ocultado tantas víctimas”.

“Hay muchos chicos que han llorado como yo y otros que no tienen el privilegio de haber tenido un contacto para hablar con la prensa o el privilegio de haber tenido un abogado como el doctor Luis, que yo le agradezco infinitamente. Es difícil, yo estoy solo, vine hoy solamente con el doctor y mi amiga que me acompaña y me ayudó a que dé la cara. Solamente los tengo a ustedes para que me ayuden a pelear esta verdad. Pido justicia, no solo por mí sino por todos aquellos que se han callado”, manifestó ante la prensa.

Por otro lado, negó haber tenido alguna asistencia desde el gobierno provincial tras su denuncia. “Del Estado no se acercó absolutamente nadie”, dijo en tanto que, respecto a la posición asumida desde la iglesia, señaló: “Cuando estaban con el juicio eclesial sí me llamaban permanentemente, es más, me prometieron un psicólogo que hasta el día de hoy no existió”.

Asimismo, sostuvo: “Creo que la manera que ellos han tenido de proceder ha sido una manera de presión. Hoy dicen que yo he roto el secreto pontificio. No sé si es una medida de presión pero lo interpreto así”.

In- justicia

El abogado Segovia, por su parte, se refirió a la grabación que presentaron como prueba en la que el sacerdote Alejandro Pezet, quien había participado del proceso eclesiástico iniciado en su momento y luego visitó a García, en nombre del presbítero Loyola Pinto y de Sancristóbal, para decirle que Lamas había reconocido los hechos denunciados ante las autoridades eclesiásticas y que le ofrecían a García una “reparación” para que tales hechos no trascendieran.

“En el audio en el que se expresó Pezet sonaba como soborno. Él mismo resalta la parte donde él dice ‘ese resarcimiento económico es para que esto no trascienda, para que no manche la fama ni tuya ni la de él, para que eso quede ahí’. Me sonó a soborno”, enfatizó.

En cuanto a la denuncia, señaló que fue presentada ante la justicia en mayo de 2.017 aunque a la fecha no hay avances. El caso se encuentra en la Fiscalía Penal Nº1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de Federico Obeid.

“Tienen todas las pruebas y la disposición a ampliar y no han tomado ninguna medida. Queremos que la difusión del caso sirva para que la justicia avance porque desde que hemos hecho la denuncia ni siquiera lo han notificado al señor Lamas”, indicó Segovia y añadió: “Lo último que sabíamos era que estaba en Bolivia, en Villamontes, pero desde ese momento hasta la actualidad no hemos sabido nada”.

Además, resaltó: “Están vigentes los tratados internacionales que ponen en vigencia el interés superior del niño, el señor García tiene que ser beneficiado de eso y la justicia salteña tiene que investigarlo como se investigan casos en todo el mundo de estas víctimas que sufren delitos sexuales de personas que gozan de una impunidad otorgada por la sociedad y por todo un sistema de poder que es muy difícil enfrentar. La justicia no ha hecho nada desde que hemos hecho la denuncia y queremos que esto sirva para eso, que se tome real dimensión del ocultamiento y la impunidad que hay”.

Fuente: FM Noticias 88.1 Mhz. Foto: Infobae