Denuncian un negociado con la donación de sangre: Drácula en Centro Regional de Hemoterapia | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Denuncian un negociado con la donación de sangre: Drácula en Centro Regional de Hemoterapia

Denuncian un negociado con la donación de sangre: Drácula en Centro Regional de Hemoterapia

La investigación del periodista Daniel Murillo inició en el año 2013, a partir de las extrañas maniobras del director del Centro Regional de Hemoterapia y propietario de una empresa privada de sangre, Martín de la Arena.

El periodista Daniel Murillo inició una serie de investigaciones en torno a un personaje que hoy figura detrás de los papeles, manejando el negocio de la sangre en Salta. Se trata de Martín de la Arena, actual director del Centro Regional de Hemoterapia y dueño de la principal empresa privada que distribuye la sangre, Hemovida, que decuplica las ganancias a comparación de lo que factura el Estado por el servicio.

Murillo denunció la incompatibilidad de médicos entre el Centro de Hemoterapia y la empresa privada, ante lo que el ministro de Salud de la Provincia, Roque Mascarello, le prometió tomar cartas en el asunto. El periodista recordó que en 2013, después de su salida forzada del Hospital Materno Infantil tras la muerte del niño Luciano Martínez atravesada por irregularidades, realizó maniobras con los socios de su empresa de sangre y se “abrió” de la SRL HemoVida (todavía tercerizada del Hospital Materno Infantil) dejándola en manos, al menos en los papeles, de Mónica Alejandra López, actual encargada de hemodonación y colecta del Centro Regional del Estado.

El negocio millonario viene en la multiplicación de ganancias que realiza la empresa privada a partir de lo que le factura a las obras sociales en concepto de transfusión, gracias a la sangre extraída gratuitamente.

Murillo explicó que el Centro Regional de Hemoterapia colecta la sangre, la procesa, la analiza y la divide para separar, por cada donante, tres bolsas de contenidos, de las cuales por cada una factura 350 pesos del Estado. Esas mismas bolsas son remitidas a los centros privados distribuidores de sangre, que les facturan a las obras sociales entre 2 y 3 mil pesos por la transfusión de cada una.

Murillo afirmó que el propio Mascarello reconoció tener a Drácula en el Centro de Hemoterapia y enfatizó: “Cuando se piden 20 donantes, estamos hablando de una cantidad de sangre que en el mercado vale 120 mil mangos”.

Sobre Mónica Alejandra López, el periodista dijo que ésta es hoy la encargada de hemodonación y a su vez es propietaria de HemoVida, es una persona que decide a dónde va a ir a parar la sangre, quien tiene stock y quien no. “Es como tener al zorro en el gallinero”, sentenció.

En diálogo con FM Noticias, Murillo adelantó que posiblemente De La Arena se quedaría también con la planta de hemoterapia de la nueva clínica de Swiss Medial Grup con una inversión de 44 millones.

“Estamos en una encrucijada bastante complicada como comunidad y el gobierno tiene que actuar para llevar tranquilidad a los donantes”, finalizó.

Fuente: Algo Personal/ FM Noticias 88.1