“Dar privilegios a la Iglesia católica atenta contra la educación y la salud” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

“Dar privilegios a la Iglesia católica atenta contra la educación y la salud”

“Dar privilegios a la Iglesia católica atenta contra la educación y la salud”

Lo dijo el periodista y presidente del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos, Fernando Climent y consideró que “hay una deuda muy grande que tiene el Estado”. “Toda la sociedad nos debemos un debate sobre el rol, el lugar y la forma en que las personas no católicas o que no profesan esa fe que es privilegiada en muchas maneras, son avasalladas cuando en Salta tenemos 44 cultos”, sostuvo.

Al respecto, el presidente del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos, cuyo proyecto para remover los símbolos católicos en los edificios públicos tomó estado parlamentario, detalló que “de los 44 cultos que existen en la provincia, hay un gran porcentaje de comunidades originarias”.

“Salta alberga el 62% de las comunidades de todo el país y hay que dar un debate. Lo peor de todo es que este proyecto, no es para quitar, sino para trasladar: hay que llevar los símbolos religiosos que tengan un valor histórico y cultural a museos o iglesias. El punto es que se puede generar ese espacio de discusión y eso no implica buscar que la Iglesia pierda a sus fieles”, aseveró.
Salud y Educación Salta, Lunes 01 de Julio de 2019

Por último, Climent consideró que “el mayor de los problemas es la educación” y destacó que “hay que generar libertad e igualdad”, que son dos principios disminuidos que al darle privilegio a una sola institución eclesiástica con un “dogma bastante especial”, atentan contra la educación y salud.

“No tenemos educación sexual integral porque la iglesia no quiere. No tenemos una educación con un montón de aspectos científicos porque la iglesia tampoco quiere y los hospitales no distribuyen preservativos porque la iglesia no está de acuerdo”, finalizó Climent.

“La religión es como la sexualidad: íntima”

Así lo dijo el presidente del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos, Fernando Climent y recordó que cuando la Corte Suprema falló en contra de la educación religiosa de la escuela pública, “la iglesia salió a poner imágenes en todos los edificios públicos”. Advirtió sobre la presión de los curas en los pueblos y el síndrome de Estocolmo con políticos. “La iglesia aumentó y redobló la apuesta: sacaron la educación religiosa y pasó eso. Del colegio Arturo Illia tenemos graves denuncias. De la Escuela Normal tenemos gravísimas denuncias porque las autoridades hacen rezar a los alumnos todos los días en el ingreso”, advirtió Climent.

Además, el presidente del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos, cuyo proyecto para remover los símbolos católicos en los edificios públicos tomó estado parlamentario, sostuvo en El Acople que existe “una gran presión política” en relación al debate y reveló que “muchos diputados dijeron que el curita del pueblo lo condenaría el domingo”.

“Hay diputados que me dijeron que estoy loco. Incluso candidatos a gobernador dijeron que si llegan a mostrarse a favor de la separación de la Iglesia del Estado y pierden la elección”, afirmó Climent y comparó la situación con sufrir “el síndrome de Estocolmo”, porque varios se enamoran de su captor, “sin ánimo de ofender a la institución en la que creen muchos”.

Por último, lamentó que la situación se repita “desde hace dos mil años” y manifestó su deseo de que “ningún culto maneje a quien no lo desea”.

“No quiero nada. Hay que gobernar para todos. Ser ateo es una creencia, no una maldición y en Salta hay 44 modos de ver, creer y sentir la fe”, finalizó Climent.

Fuente: El Acople