Crisis del PO: “Las divergencias no son motivo de expulsión ni de censura” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Crisis del PO: “Las divergencias no son motivo de expulsión ni de censura”

Crisis del PO: “Las divergencias no son motivo de expulsión ni de censura”

Violeta Gil, precandidata a senadora nacional por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad, se refirió a la publicación que hizo denunciado que Claudio del Plá cambió la cerradura del bloque del Partido Obrero en la Legislatura.

A través de un posteo en Facebook, la precandidata criticó la decisión del diputado provincial Claudio Del Plá y lo consideró un “patrón que se siente dueño de la estancia”.

Gil indicó que habría que consultarlo al legislador los motivos más finos, pero que la situación es una expresión efectiva y concreta de la ruptura del Partido Obrero. “Obedece a un sometimiento por parte de nuestros compañeros acá en la provincia, Claudio (Del Plá), Pablo (López) y Cristina (Foffani) a una política de liquidación que desarrolla el Comité Central del partido Obrero a nivel nacional”, informó.

La precandidata explicó que cerca de 1.000 integrantes del PO a nivel nacional plantearon una discusión profunda en relación al problema de la caracterización política, lo cual llevó a pedir la constitución de una fracción pública, con Jorge Altamira a la cabeza. El planteó llevó a que el Comité Nacional decida expulsar a todos los adherentes al pedido. Cada provincia tuvo su particularidad: en algunas se efectivizaron las expulsiones, se alejó a los integrantes de los cargos administrativos y hasta se abrieron causas judiciales. Sin embargo, en Salta tomó diferentes matices.

“Hay una divergencia en torno a las consignas políticas de cara a las elecciones, es como sintetizar una idea y es crucial por la comprensión de la etapa política. Entendemos que tenemos que explotar este proceso electoral, desarrollar una fuerte explicación y explicar que estas elecciones no van a solucionar los problemas de fondos”, manifestó y agregó que es necesario tener un programa que represente los intereses de la clase obrera. Gil remarcó que la divergencia es política y metodológica, y sostuvo que un gobierno de trabajadores es un gran frente único de lucha donde hay que garantizar la unidad de acción pero no de pensamiento. “Las divergencias no son motivo de expulsión ni de censura. Ese no es el método histórico. Lo rechazamos y lo repudiamos”, expresó.

La precandidata señaló que quienes constituyen la fracción pública buscan recuperar los métodos de construcción históricos, con una amplia deliberación de los trabajadores, y combatiendo “la censura, los métodos unilaterales y las resoluciones verticalistas” que existen actualmente.

Fuente: Todas las voces – Fm Noticias 88.1 MHz