Continúan los cortes en Orán: “La actividad es producto directo de políticas aplicadas durante décadas” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Continúan los cortes en Orán: “La actividad es producto directo de políticas aplicadas durante décadas”

Continúan los cortes en Orán: “La actividad es producto directo de políticas aplicadas durante décadas”

La protesta de bagayeros pusieron nuevamente en el centro de la escena la situación social de Orán, una ciudad donde – se calcula – entre el 70 y 80% de la población vive del contrabando.

Desalojos a comunidades originarias, nula salida laboral, narcotráfico, servicios estatales precarizados al extremo y sicariato completan el panorama de una localidad empobrecida donde la Seaboard Corporation – ingenio El Tabacal – recoge extraordinarias ganancias con la anuencia del Estado.

“El sistema empresarial de aquí maneja la situación. Por ejemplo, Mabel Bruno de Retamoso – la cabeza de la Cámara de Comercio – es quien generó que vinieran los representantes de Nación a raíz de una denuncia que puso. La Cámara de Comercio local dice que no puede competir más con el comercio ilegal”, explicó Ricky Zarra, músico, periodista y militante social oranense.

Lo expuesto por el comunicador puede explicar porqué los funcionarios – nacionales y provinciales – no se reunieron con referentes del bagayo.

“Aquí, los que mueven la economía son los bagayeros. El ingenio El Tabacal tiene 300.000 hectáreas, solo 1600 trabajadores y todos los días hay despidos”, añadió Zarra y señaló que el bagayero es el eslabón mas fino de la cadena ya que existen grandes empresarios que explotan a los trabajadores.

En tanto, aseguró que la actividad deja cerca 4.000.000 de pesos del lado boliviano y 2.000.000 de pesos diarios en la zona de Orán.

Por otro lado, gran indignación causó la actitud del gobernador Urtubey en su visita a la ciudad. Y es que el mandatario asistió a la reunión con funcionarios locales y nacionales y solo estuvo 8 minutos antes de retirarse sin ofrecer salida a los trabajadores.

“Los bagayeros sostienen que su actividad es producto directo de políticas aplicadas durante décadas, es decir, se vieron obligados a trabajar en el contrabando ante la crisis económica. Los bagayeros ahora piden trabajo genuino”, concluyó el comunicador.

“Mantenemos la economía de Orán”

Así lo sostuvo Jorge, trabajador de la frontera, al ser consultado por los medios al finalizar la asamblea donde se analizaron los pasos a seguir ante la falta de respuesta de los Ejecutivos.

“Dicen que nuestro trabajo es ilegal pero nosotros mantenemos la economía. Hay entre 40 y 50.000 personas que viven de este trabajo”, aseguró.

Hasta ahora, la única comunicación oficial fue en pedido de liberar la ruta y, aparentemente, lejos está la solución de la problemática.

“Si dejáramos de hacer esto, no quedan muchas opciones. Por ejemplo, en las fincas un peón gana $250 las diez horas y ni la comida te dan, en cambio, bagayeando – un trabajo mucho más pesado – podes ganar $600 por día y con eso vivís día a día y pagás las cuentas”, indicó Jorge.

Y agregó finalmente: “Hace 30 años que prometen abrir fuentes laborales y no pasó nada. No nos queda otra”.

De 300 a 5.000 

“El trabajador de frontera viene haciendo sus tareas desde hace 30 años. Antes se hablaba de 300 trabajadores y hoy contamos 5000, es decir, la situación se agravó”, señaló David Nieva, quien se desempeñó durante muchos años como bagayero.

Nieva, en tanto, relató que se trata de una actividad muy desgastante y con serias consecuencias físicas para quien la práctica. “Hay necesidad y, muchas veces, la necesidad es mas fuerte que la razón. Con hambre, la gente no se preocupa tanto por la salud”, aseguró.

Ante la circulación  de publicaciones periodísticas que indicaban que en la ciudad comercios habían sufrido saqueos, Nieva respondió: “No, no hubo saqueos”

Asimismo, el hombre indicó que el trato con las fuerzas de seguridad presentes en el lugar es cordial ya que la actividad lleva muchos años y los controles se realizaban habitualmente. “Los efectivos entienden la situación, hace mucho que conviven con ella. Venían trabajando en conjunto bagayeros y gendarmes”, expresó.

Finalmente, Nieva apuntó contra el Gobierno nacional por la falta de soluciones al conflicto. “Si quisieran combatir el contrabando tendrían que prohibir La Salada. Aquí se quiere beneficiar a una parte del empresariado”, concluyó.

Fuente: “Todas las voces todas” – FM Noticias 88.1 Mhz.