Continúa la preocupación por el relleno sanitario en el Vertedero San Javier | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Continúa la preocupación por el relleno sanitario en el Vertedero San Javier

Continúa la preocupación por el relleno sanitario en el Vertedero San Javier

Lucas Seghezzo, licenciado en Recursos Naturales e investigador del CONICET, opinó sobre la restricción para que los supermercados entreguen bolsas de plástico. “Creo que es positivo que haya una restricción a la entrega gratuita de bolsas para la mercadería, es un pequeño aporte al problema en general. El problema es que lo que antes pagaba el súper lo va a terminar pagando el consumidor”, sostuvo y comentó que existen también bolsas biodegradables aunque consideró que debido a su precio elevado es difícil que se las adquiera para tirar la basura.

“El asunto de no entregar bolsas de forma gratuita apunta a reducir su consumo, no es que haya una diferencia en cuanto al impacto ambiental de estas bolsas una vez que lleguen al vertedero”, explicó el especialista e insistió respecto a que desde el punto de vista ambiental es conveniente que haya menos bolsas circulando ya que muchas de ellas terminan en la vía pública. “Puede haber un beneficio ambiental de esta restricción. Por lo menos en Europa a las bolsas del súper te las venden, nadie lleva bolsas gratis”, dijo.

Igualmente, señaló que uno de los problemas ambientales más importantes que afectan a la provincia es el tratamiento de los residuos orgánicos y el mal manejo del relleno sanitario en el Vertedero San Javier. “No hay una gestión adecuada, entonces estamos contaminando el suelo, las aguas subterráneas, el Río Arenales y el Dique Cabra Corral con metales pesados y con compuestos orgánicos tóxicos. Como no se ve tanto como las bolsas parecería que es un problema menor, pero en realidad es un problema mucho más serio que las bolsas de plástico”, alertó Seghezzo.

En este sentido, indicó que, por ejemplo, las baterías y pilas arrojadas a la basura son uno de los problemas más graves puesto que, a pesar de tener un volumen relativamente pequeño, cuando están en contacto con los líquidos ácidos en el vertedero terminan movilizando químicamente los metales pesados que contienen y éstos terminan provocando la contaminación del agua, tal como lo demostró un estudio reciente de la Universidad Nacional de Salta.

“Pienso que estos delitos deberían tener una penalidad en la Justicia Penal, como dice el fiscal Gómez de Tucumán, que incluso los llama delitos ambientales de lesa humanidad”, observó el especialista y subrayó: “Hasta que no haya un marco jurídico que penalice en forma efectiva y con condenas penales estos delitos, la cuestión va a ser poco fácil de controlar”.

Fuente: “Todas las voces todas” FM Noticias 88.1 Mhz.