Continúa el acampe de los despedidos de Mina Lindero | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Continúa el acampe de los despedidos de Mina Lindero

Continúa el acampe de los despedidos de Mina Lindero

Repartieron una carta dirigida al pueblo de Salta, donde denuncian que el gobernador Gustavo Sáenz “gobierna para las mineras”.

Los trabajadores despedidos de Mina Lindero por la empresa tercerizada de Mansfield Minerals, Edvsa, continúan acampando en las puertas de las oficinas de la minera en la ciudad de Salta. A su turno, el martes 23 de junio encabezarán una concentración en las puertas de la Cámara de la Minería de Salta, que tiene como vicepresidente al gerente de relaciones institucionales de Mansfield, Facundo Huidobro.

Luego de participar en la jornada nacional de lucha del Plenario del Sindicalismo Combativo, los trabajadores despedidos dirigieron a los trabajadores y al pueblo salteño una carta -que reproducimos al final de esta nota- para explicar su situación y hacer un llamado a colaborar con el fondo de lucha. La carta es repartida a los transeúntes y a los automovilistas que pasan por los cortes de media calzada.

El viernes 19, decidieron volver a los cortes totales e intermitentes luego de una reunión donde participó el presidente de la comisión de Minería de Diputados, Andrés Suriani, de estrechos vínculos con el gerente de la minera Mansfield, y en la que no obtuvieron ninguna respuesta concreta. Los acompañó a la reunión el diputado provincial del Partido Obrero, Claudio Del Plá, luego de entregarles un aporte de la bancada del PO a su fondo de lucha.

Carta al pueblo de Salta

Un grupo de 250 compañeros fuimos despedidos de la empresa EDVSA, que hacía trabajos para la empresa minera canadiense Mansfield, en Mina Lindero. A su vez EDVSA tercerizaba trabajó con otras empresas que también despidieron compañeros.

Nuestro trabajo en la Puna Salteña, a veces con 20 grados bajo cero, nunca fue pagado como corresponde, ya que no declaraban el trabajo de los días domingo por ejemplo para no pagarnos lo que corresponde. Ellos aducen que regía para nosotros un convenio firmado con la UOCRA en Neuquén, donde esta empresa dejó a 800 trabajadores en la calle. Un verdadero fraude laboral.

Nuestro régimen laboral era de 21 días en la Puna y siete de franco. Nunca nos pagaban los días de franco. Además nos hacían dormir hasta siete compañeros en un container y muchas veces no contábamos con agua caliente para higienizarnos.

Todo el fraude laboral que aquí denunciamos nunca fue cuestionado por la empresa Mansfield, tampoco por el gobierno provincial y su secretaría de trabajo y mucho menos por el sindicato de la Uocra.

El pasado martes 16 de junio no nos dejaron ingresar a una audiencia de conciliación donde participó la Uocra como “representación” obrera. Pero este sindicato nunca nos representó, nunca se presentó en nuestro lugar de trabajo para ver en que condiciones estábamos y no nos defiende en este conflicto. Sin embargo aunque muchos de nosotros no estamos afiliados nos descontaron siempre un aporte “solidario” para este sindicato.

Hace más de una semana que estamos acampando frente a las oficinas de Mansfield Minerals que debe hacerse cargo de nosotros ya que como empresa contratante de la tercerizada EDVSA, es legalmente responsable solidaria. Los trabajos que nosotros hacíamos se siguen haciendo, ahora con otra tercerizada.

Mansfield no afronta ninguna crisis, al contrario, está en pleno desarrollo la instalación de la infraestructura que le permitirá extraer oro, y por supuesto llevárselo para engrosar sus enormes ganancias sin dejar nada en la provincia. El oro, a pesar de la crisis de alcance mundial, es uno de los pocos productos que no ha perdido su valor, por eso este negocio esta en auge. Su gerente de relaciones institucionales, Facundo Huidobro, quien minimizó nuestros despidos, es además el vive presidente de la Cámara de Minería de Salta.

El gobernador Gustavo Sáenz conoce absolutamente toda la situación. Sin embargo no ha tomado ninguna medida al respecto, no solo porque él mismo precariza trabajadores como en la salud pública por ejemplo, sino porque claramente gobierna para las mineras, como lo hizo en su momento Romero y como lo hizo Urtubey también. Su secretario de Trabajo no movió un dedo, ni siquiera para que seamos parte de la audiencia de conciliación, en la cual tampoco dejó participar a nuestra abogada. El gobierno debe exigir a la empresa minera que nos reincorpore de manera inmediata.

Llamamos a las y los trabajadores y a todo el pueblo de Salta a que acompañe nuestra lucha, que se acerquen al acampe en Avenida Reyes Católicos al 1200, que colaboren con nuestro fondo de lucha o con elementos (alimentos y agua, principalmente) para que no nos derroten con nuestro hambre y el de nuestras familias.

Nuestra lucha y nuestro triunfo pueden ser un factor importante para que los trabajadores de Salta salgan a defender sus derechos frente a los atropellos que están sufriendo.

Trabajadores despedidos de Edvesa-Mansfield

Fuente: Prensa Obrera