“Conocí un cínico, un hombre de doblez, que hacía abuso de su condición de sacerdote” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

“Conocí un cínico, un hombre de doblez, que hacía abuso de su condición de sacerdote”

“Conocí un cínico, un  hombre de doblez, que hacía abuso de su condición de sacerdote”

El exintendente Juan Carlos Villamayor dio a conocer la vida política del cura Agustín Rosa, recientemente acusado de abuso sexual.

Villamayor comenzó su relato recordando el día que lo conoció a Agustín Rosa. “Yo lo conocí en el autoservicio mayorista Llaya. Había una persona vestida de civil, que era el padre Rosa, pidiendo donaciones al mayorista. Y ahí me lo presenta Llaya”, contó y apuntó: “Era un hombre simpático”.

“Pasaron varios meses, vinieron las elecciones, gané la intendencia y a los siete meses fui intervenido. Desde acá quiero hacer una semblanza del hombre que yo he conocido. El fatídico 1 de julio, el lunes a la mañana, yo llego a las 8 am a mi despacho. Viene el mozo y entra por la parte de atrás de mi despacho el padre Rosa, ya me estaba esperando. Padre que te trae, le pregunto, yo no tenía la menor ida de las cosas que estaban pasando. Y me dice: ‘Esto es una cuestión piadosa, no la tomes a mal, vengo a verte porque yo soy un consultor espiritual de Juan Carlos Romero. Anoche estuve comiendo con su esposa y su familia, Romero estaba preocupado, complicado, porque se van a producir desenlaces, porque hay presiones de Menem que pide que te saquen de la Municipalidad, que se te intervenga. Vengo a decirte que Romero no está en su ánimo de intervenirte, está muy preocupado.

Anoche estaban elaborando cosas, decretos, expedientes, yo vengo a sugerirte que presentes la renuncia y que no haya intervención, Romero está muy preocupado’. Yo le dije que no tenía que renunciar a nada y no presenté ninguna renuncia”, continuó el exintendente.

Y prosiguió: “A las 10 am es cuando me detienen y me llevan a la Brigada. El padre Rosa ya sabía que el tema estaba así. Rosa no fue en actitud piadosa, por un mandato religioso espiritual, sabiendo que estaba la guillotina lista. Fue en complicidad con una cuestión infame, que fue el golpe civil institucional que se produjo dos horas después de haber estado conmigo. Fue a ver que yo no presente un recurso de amparo, que no haga nada, hasta que me apresen”.

“Al poco tiempo – de la intervención- aparecen en Salta muchachos jóvenes con la indumentaria de la congregación que estaba creando el padre Rosa y había un manifiesto apoyo y disposición de Romero a que tome cuerpo esa congregación. Todo estaba muy ligado al entonces Gobernador”, dijo el exintendente, enfatizando sobre el vínculo que existiría entre Romero y la congregación de Rosa.

“Hace un año, una persona me dijo que del Vaticano llegaba una persona, mandado por el Papa, para desvincularlo al padre Rosa de ese grupo eclesiástico en el que estaba. Yo pregunté qué pasaba y había una cuestión de movimiento de fondos que no están claros”, añadió.

“No está en mi ánimo, ni tengo elementos para implicarlo en cuestiones de pedofilia, dinero del Vaticano, o drogas. Pero veo que hay muchas denuncias. Sí me consta el cinismo, conocí un cínico, un hombre de doblez, que hacía abuso de su condición de sacerdote, en los que uno se deposita en confianza, de buena fe”, finalizó Villamayor.

Fuente: Aries