Confirman rechazo de apelación presentado por Plumada SA | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Confirman rechazo de apelación presentado por Plumada SA

Confirman rechazo de apelación presentado por Plumada SA

La Corte de Justicia rechazó el recurso de apelación presentado por la empresa Plumada SA en contra de la sentencia de primera instancia en un amparo a través del cual buscaba obtener una orden judicial para que la administración se pronuncie en relación a requerimientos de reajuste del precio de contrato de locación de servicios con el Estado Provincial.

En primera instancia la pretensión había sido desestimada, por lo que la empresa apeló ante la Corte de Justicia.

El amparo por mora es un instituto que tiene por objeto la obtención de una orden judicial de “pronto despacho” para que la administración se pronuncie en decisiones que tiene demoradas.

El artículo 161 de la Ley 5348 dispone que “vencidos los plazos previstos por el artículo 158 inciso f), el interesado podrá solicitar pronto despacho y transcurridos cuarenta días desde esta reclamación se constituye la existencia de la resolución denegatoria”.

La empresa había solicitado al Ministerio de Economía, Infraestructura y Servicios Públicos la readecuación de los precios contractuales en el marco de un contrato de servicio de archivo, custodia y logística de documentación con el gobierno provincial. La primera presentación fue hecha el 28 de mayo de 2012 y en mayo de 2014 presentó un nuevo escrito como reclamo administrativo y de recurso jerárquico “por tener por denegado lo peticionado por nuestra parte, ante el silencio de la administración”, sostenía el escrito.

La demanda –dijeron los jueces de la Corte de Justicia- fue originalmente dirigida en contra del Ministerio de Gobierno de la Provincia, pero luego al momento de expresar agravios la empresa cambió la base de su razonamiento poniendo a consideración de la Corte de Justicia como tribunal de Alazada en la apelación la supuesta demora de la Unidad Central de Contrataciones en emitir su opinión argumentando para ello que se produjo una nueva situación de mora en una etapa ulterior del procedimiento.

Se intentó por la vía de la apelación y con los nuevos argumentos, “renovar la discusión con puntos extraños a los escritos de constitución del proceso, propósito inaceptable ya que la naturaleza jurídica de la apelación no configura un nuevo juicio en el que, como tal, sea admisible la deducción de pretensiones ajenas a las que fueron objeto de debate en la instancia precedente”, señalaron los jueces.

“No se ha producido una nueva situación de mora”, recordaron los jueces y reiteraron que el instituto analizado –nacido al resguardo del artículo 25 de la Constitución Provincial-, al no tener recepción legislativa en el ámbito local debe ser interpretado, en consonancia con el artículo 161 de la Ley de Procedmiento Administrativa que permite tener por configurada la resolución denegatoria tácita, confiriéndole de modo expreso el valor de acto administrativo al silencio del órgano”.

Cuando la empresa optó por interponer el pronto despacho también escogió recurrir al régimen del silencio de la administración para considerar denegada tácitamente su petición, explicaron los jueces y precisaron que no es admisible una interpretación de la ley que equivalga a prescindir de su texto si no media una declaración de inconstitucionalidad agregando que la propia conducta del actor “ha determinado la suerte del proceso”.