Concurso devaluatorio de la mediocridad existente | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Concurso devaluatorio de la mediocridad existente

Concurso devaluatorio de la mediocridad existente

Por Humberto Vázquez Diputado Provincial

En los últimos tiempos, hemos asistido a ver espectáculos dantescos, que vienen de la política, sobre todo en tiempos de campaña electoral, pero muy pocas veces hemos podido apreciar que la avidez por el poder genere una ceguera tan profunda, que lleve a dirigentes, pertenecientes al mismo partido político, pero que por razones propias del pragmatismo en la disputa por ese poder, se muestren simuladamente como enfrentados, acusándose de manera pública de acciones patoteriles y violentas, sin siquiera interponer una sola denuncia penal, con el agravante de que del lado de los acusados se responda señalando conductas de corrupción sin el menor rubor. Antes eran los conservadores y radicales, o los radicales y peronistas, los que se endilgaban acciones de violencia política, pero hoy son los peronistas con los peronistas los que se acusan de violentos y corruptos, dejando entrever sin mucha dificultad visual, que quizás la matriz política de su origen sea violenta ante la eventual pérdida del poder o la no consecución de los objetivos electorales.-

Pero más allá de ello, cualquier acusación realizada por “compañeros” entre sí, lleva un gran desprecio a la inteligencia de la sociedad Salteña, porque buscan una diferenciación espuria entre denunciante y denunciado, y de esta manera lograr que el voto del ciudadano Salteño se incline a su favor, cuando ambos bandos provienen de la misma matriz ideológica, que no es otra cosa que un pragmatismo despiadado y carente de toda ética y buen gusto.-

Estos nuevos acontecimientos, que se enmarca en lo que se denomina “política sucia”, cuyos contrincantes son los mismos que ayer cantaban juntos con euforia “la marchita” del Partido del General, no pueden hoy persuadir ni convencer a nadie que no son lo que vemos que son, y que cualquier acusación recíproca de violentos y corruptos, genera en el ciudadano que los mira impávido, la misma impresión que provoca cuando escucha hablar al sucio de limpieza… .-

Sin duda, estamos en presencia de un gran concurso devaluatorio de la mediocridad ya conocida por todos, lo que es propio de quiénes han perdido el sentido común, y el terror escénico a la pérdida de la sombra del Estado los lleva a cometer actos oprobiosos y aciagos de manera habitual, los que afectan las Instituciones Republicanas de por sí inexistentes en la Provincia de Salta, porque no se ha visto que haya un Fiscal Penal Independiente que promueva alguna acción penal en contra de estos circunstanciales contrincantes del circo romano salteño, ante la clara e inequívoca posibilidad cierta y concreta de la comisión de delitos de acción pública.-

Me aventuro a presagiar, que la llegada al poder de cualquiera de estos dos bandos, pertenecientes a un mismo partido político y en supuesto conflicto de intereses electorales y políticos, solo puede asegurarnos a los Salteños, que se haga efectiva la máxima de que “lo peor está por llegar”.