Caminos anegados, comunidades aisladas, familias evacuadas y asistencia mal distribuida | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Caminos anegados, comunidades aisladas, familias evacuadas y asistencia mal distribuida

Caminos anegados, comunidades aisladas, familias evacuadas y asistencia mal distribuida

El secretario de Protección Civil, Néstor Ruiz de los Llanos, indicó que no pudieron acceder a los parajes que están camino entre Alto La Sierra y Santa Victoria Este. Más de 74 personas tuvieron que dejar su hogar. La lluvia complica los trabajos.

En el marco de la difícil situación que enfrentan las comunidades del Chaco Salteño producto de la crecida del río Pilcomayo, el secretario de Protección Civil, Néstor Ruiz de los Llanos, indicó que después del pico de 6.67 metros de altura que se registró el fin de semana, hubo una baja.

El funcionario explicó que el desborde del río se produjo del lado boliviano, lo que provocó un corte de la ruta hacia Misión La Paz, y que ingresara un poco de agua a las comunidades de La Curvita y Monte Carmelo. “En San Luis estaba la situación un poco complicada pero por suerte no llegó a afectar ni entrar agua a la comunidad, pero estuvo amenazante”, dijo.

En la oportunidad, señaló que los caminos que conducen a los distintos parajes de Santa Victoria Este y de todo el municipio se encuentran muy anegados. “Ayer llovió toda la noche, y eso complica la posibilidad de acceder vía terrestre que es la forma más fácil para llevar la carga a algunos parajes costeros”, afirmó.

En ese sentido, manifestó que es muy difícil acceder al sur de Santa Victoria Este. “Todavía no se pudo llegar a los parajes que están camino entre Alto La Sierra y Santa Victoria Este, vamos a tratar de establecer un puente fluvial con una lancha para ver si podemos acceder a Misión La Paz”, indicó.

Con respecto a los evacuados, manifestó que están alojados en el municipio 74 personas, entre mujeres y niños, de la comunidad de Monte Carmelo, a la vez que indicó que los caciques de La Curvita tomaron la decisión de que toda la comunidad se asentara a 8 Km. del río.

Parajes aislados y sin comida en el departamento San Martín

El periodista Rafael Bruno alertó sobre la situación de las comunidades del departamento San Martín quienes se encuentran aislados desde hace varios días con carencias alimenticias y de atención sanitaria producto de la nueva crecida del río Pilcomayo, en especial en las zonas de los parajes Desemboque, El Quirquincho y El Traslado. “No los asistieron hasta el momento. Si bien no tiene el agua al cuello, están totalmente aislados y están, imperiosamente, solicitando asistencia”, aseveró.

En este contexto, aseguró: “Hoy la puja la toman docentes de la escuela de El Traslado. La gente acude a los maestros para que sean la voz de lo que está pasando”. Sofía, docente de El Traslado a 120 kilómetros de Tartagal, ratificó los dichos del periodista y dijo: “Los vecinos y familias que tenemos en la zona también piden auxilio”.

“La ruta con la que contábamos, en este momento el agua se apoderó de ella”, señaló la mujer al explicar que muchas personas que conocen el lugar se trasladan a caballo, con todos los riesgos que ello implica.

La escuela cuenta con unos 100 alumnos entre primaria y secundaria, y los habitantes del lugar, según indicó la docente, “están viviendo con lo poco que tienen, con lo que les queda”. Respecto a la comunicación, destacó que cuentan con conexión wifi aunque debido a las lluvias se encuentran sin electricidad y deben esperar a que mejoren los caminos para que personal de Edesa lo resuelva y revise los paneles solares. “No podemos comunicarnos todos los días, pero cuando hay un poquito de sol, se cargan los paneles y puede haber comunicación”, remarcó.

En cuanto a la ayuda recibida desde la Municipalidad de Tartagal, resaltó que hace un mes los asistieron: “Esta vez hace una semana que estamos esperando los vuelos con los bolsones”

Por otra parte, según aseveró el periodista, habitantes de la zona denunciaron numerosos casos de tuberculosis que se están produciendo en la zona.

Manifestación

Frente a esta situación, vecinos se manifestaron en la plaza San Martín en reclamo por la situación de las personas aisladas. “Desde el comienzo de las inundaciones no tenemos ninguna ayuda”, denunció Oscar, una de las personas que se manifestaba. “Hay una zona donde el camino ya no existe, más o menos 40 kilómetros. Estamos pidiendo que llegue la ayuda a todos los puestos y que se reconstruya el camino. Son muchos los parajes, son muchas las necesidades, y esta zona está olvidada por las autoridades”, insistió.

En este sentido, señaló que “la semana pasada se mantuvieron diálogos” aunque lamentó que “no han servido de mucho”. “Sobreviven como pueden, con lo poco que tienen. Es muy difícil. La gente pide el tema del camino. Nos sentimos muy olvidados, no sé qué está pasando con el gobierno”, remarcó.

Además, cuestionó la obra de una sala de primeros auxilios de la que se valió para su campaña electoral el actual diputado Sergio Leavy. “La sala está desde hace un año en ese estado y no se termina. Quedó varada con un 75% de avance de la obra”, dijo.

Una comunidad de Dragones reclama asistencia

Hugo Héctor José, cacique de la comunidad wichí del paraje El Carpintero, contó la situación que vive sin la asistencia necesaria para sobrellevar los daños de las inundaciones.

José indicó que todos los caciques de las comunidades radicadas en Dragones se reunieron para dialogar sobre la situación que viven y frenar los actos de violencia. “Todas las cosas dadas que han venido se la dieron a los criollos con camionetas 4×4 y las comunidades que estamos aisladas e inundadas no recibimos nada”, lamentó el cacique.

Además, dijo que llamaron a la ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Edith Cruz, pero no atendió el teléfono ni se acercó nadie del gobierno a recibir a la comunidad, sino que enviaron a la policía como intermediaria. Incluso, se comunicaron con la delegada de Dragones quien aseguró que los caciques “la amenazaron”.

Además, en la zona del departamento San Martín hay 15 comunidades, pero los caminos son intransitables por las lluvias y no pasan ni las ambulancias.

“Pasó un helicóptero pero no tiró nada. Estamos abandonados, no nos atiende nadie”, contó el cacique e informó que necesitan la ayuda sanitaria, comida y pañales. En la comunidad, hay cerca de 50 familias que no recibieron ningún tipo de ayuda.

Por último, José aseguró que los caciques no son “revoltosos y malos” como cuentan en los medios.

Fuente: Fuente: Todas las voces todas/ FM Noticias 88.1 Mhz. Foto: Rosana Martínez