Bolivia y Argentina: Narcohistorias de frontera | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Bolivia y Argentina: Narcohistorias de frontera

Bolivia y Argentina: Narcohistorias de frontera

El nuevo Gobierno argentino ha declarado la guerra al narcotráfico, al menos formalmente, y desde el comienzo ha puesto especial atención a la frontera tarijeña y su actividad en los pasos de Aguas Blancas – Bermejo y Salvador Mazza – Yacuiba. | Luis Mogro para Diario El País

En los últimos meses se han sucedido varios operativos a ambos lados de la frontera, como los 20 kilos de cocaína en Bermejo y 400 de marihuana en Villa Montes de la pasada semana.

Las fronteras de Argentina con Bolivia y Paraguay contienen las principales rutas utilizadas por las organizaciones criminales para llegar al país con distintas drogas, cocaína y marihuana, principalmente.

El nuevo Gobierno argentino ha declarado la guerra al narcotráfico, al menos formalmente, y desde el comienzo ha puesto especial atención a la frontera tarijeña y su actividad en los pasos de Aguas Blancas – Bermejo y Salvador Mazza – Yacuiba.

El tema fue uno de los favoritos en la campaña presidencial de Mauricio Macri. También en la precampaña donde el periodista Jorge Lanata se cebó particularmente con el puesto del kilómetro 19, en su afán de fustigar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. La ministra del Interior, Patricia Bullrich, ya hizo su primera visita a este lado del mundo para comprobar in situ las falencias y empezar a poner soluciones. La ley que permite derribar aeronaves que invadan el espacio aéreo ya está en vigor y ya ha sido aplicada y ha prometido, entre otras cosas, una medida tan básica como restaurar la Policía Federal en Orán.

Mientras tanto, el Gobierno boliviano se ha enzarzado en la enésima batalla con la Iglesia Católica a la que pide pruebas para demostrar la “penetración del crimen del narcotráfico en las estructuras del Estado”, como reza la carta pastoral del mes de abril y que lleva la posición evangélica frente a la drogadicción y el narco como temas centrales. El texto cita al general retirado de la Policía Boliviana, René Sanabria, y al ex comandante de la Policía Boliviana, Óscar Hugo Nina Fernández.

Sanabria fue detenido en febrero de 2011 en la ciudad de Panamá cuando intentaba embarcar más de 140 kilos de cocaína a Estados Unidos; Nina está recluido en Palmasola desde 2015 por sus vínculos de alto nivel con el crimen organizado que no supo disimular.

En los últimos meses se han sucedido varios operativos a ambos lados de la frontera, como los 20 kilos de cocaína en Bermejo y 400 de marihuana en Villa Montes de la pasada semana, y que sugieren una mayor coordinación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado de ambos países, lo que no impide que se sigan trazando organizaciones criminales a ambos lados.

SEJAS ROSALES Y REYNOSO

El documento de los Obispos cita también a José Luis Sejas Rosales, hoy por hoy el acusado de narcotráfico más famoso en Bolivia y más buscado en la Argentina, que espera la extradición que se solicitó hace más de un mes, justo cuando un juez de La Paz procedía a dejarlo en libertad.

Sejas Rosales se convirtió de la noche a la mañana en un importante empresario del transporte en Santa Cruz, con una flota de hasta 275 vehículos y más de 90 camiones cisternas que habitualmente cruzaban la frontera por el departamento de Tarija. Su fama se hizo sentir en el Juzgado Federal de Orán, donde habitualmente se ventilan los casos de narcotráfico de la frontera.

A Sejas Rosales se lo investiga, en total, por el ingreso de 500 kilos de cocaína y 30.000 litros de tolueno al país, precursor químico fundamental en la producción de cocaína y tiene abiertas un total de 11 causas en Orán, según los datos del periodista especializado, Ramiro Jiménez. En los últimos cuatro años, 11 camiones de cinco compañías ligadas a Sejas Rosales fueron secuestrados con droga en territorio argentino. Transanic, Trans GTI, Transporte JAC La Sierra, Creta y TransLand Cargo, son algunas de las firmas a las cuales se les secuestró cocaína. En Bolivia cobró notoriedad al constatar que había sido contratista de YPFB, por lo que el diputado Tomás Monasterios ha iniciado acciones cargando contra el actual presidente de la estatal petrolera, Guillermo Achá.

DISTINTOS DESTINOS

Libre y en Bolivia, Sejas Rosales compareció a voluntad propia ante el juez Erwin Jiménez por una causa distinta, legitimación de ganancias, abierta de oficio por la que fue remitido en septiembre de 2015 a la prisión de Palmasola de forma preventiva. El 10 de diciembre el Tribunal Supremo de Bolivia aprobó detener a Sejas Rosales con fines de extradición pero en el ínterin, el 23 de diciembre, Sejas Rosales es puesto en libertad condicional. No fue hasta el 20 de febrero cuando la Policía detiene a Sejas Rosales en Santa Cruz, en un operativo próximo a la vivienda del periodista Carlos Valverde. Hasta el momento se espera que se resuelva su extradición a la Argentina.

También espera el juez Reynoso. El caso Sejas Rosales colmó el vaso pero sus antecedentes venían de lejos. “Para que tu hermano salga en libertad hay que pagarle al Tío”. Lejos de ser un hecho aislado, la exigencia de dinero a cambio de mejoras en la situación procesal de imputados en delitos vinculados al narcotráfico constituía una práctica habitual en el funcionamiento del Juzgado Federal de San Ramón de la Nueva Orán. Así lo entendió la justicia federal de Salta, que procesó con prisión preventiva a su titular, Raúl Juan Reynoso –el “Tío”- al considerarlo jefe de un aparato de poder enquistado en el mismo juzgado con el objetivo de obtener beneficios patrimoniales a cambio de conceder y/o gestionar resoluciones favorables a los imputados.

“Los bienes y la libertad de las personas quedaron a merced del magistrado quien seleccionaba los asuntos en función de la magnitud económica”, señaló el juez federal, Julio Bavio.

Según el cuaderno de investigación, habría una tarifa “estándar” de 500 mil pesos argentinos, que le fue exigida a los imputados Bruno Mazzone, Sebastián Meneses e Iván Cabezas, sin embargo, en el caso de José Luis Sejas Rosales se habla de una tarifa de hasta 350 mil dólares.

UN CABO TARIJEÑO

Desde el momento en que fue instaurado, Reynoso organizó el funcionamiento del Tribunal con personas de su extrema confianza, como son los casos del jefe de despacho Miguel Saavedra, considerado como la “mano derecha” del juez.

La estructura delictiva se completaba con abogados fuertemente relacionados a Reynoso: Ramón Valor, René Gómez, María Elena Esper y Arsenio Eladio Gaona, este último cuñado del juez, quienes oficiaban de intermediarios entre los imputados y el magistrado. Eran los encargados de difundir el monto exigido y la modalidad de pago.

De entre todos ellos, el rol de María Elena Esper, tarijeña de 72 años para más señas, es uno de los que más interés despierta ya que se le acusó de ser la principal testaferro, comprando propiedades de diferentes dimensiones en diferentes lugares. Esper, sobre quien se citó detención domiciliaria, niega las acusaciones pero elude hablar con la prensa “!No soy el Chapo Guzmán!”, cuentan las crónicas del día de su audiencia. Daniel Luna, representante legal de Esper, criticó el proceder del fiscal. Sea como fuere, en junio se conocerá si el juez Raúl Reynoso recupera su plaza de juez en Orán o por el contrario va preso preventivamente, al igual que sus secuaces.

¿UN CONCEJAL NARCO DE SALVADOR MAZZA?

En un video que empezó a circular hace poco en Salvador Mazza, el ex concejal de Profesor Salvador Mazza, Mauricio Gerónimo, pidió garantías para presentarse a declarar frente a las autoridades judiciales.

Gerónimo se encuentra prófugo desde hace un mes y medio, luego de que fuera señalado como uno de los miembros de una banda de narcotráfico que operaba en el norte de la provincia de Salta, aprovechando los nexos de toda índole con personas en Yacuiba.

El mismo ex funcionario se presentó en la grabación como uno de los imputados en la causa “Febrero Blanco”, la cual generó diversos operativos de gendarmería, entre los cuales se encuentra el secuestro de más de 200 kilos de cocaína en Santiago del Estero, por parte de Gendarmería Nacional, en febrero de 2016.

El ex edil se defendió en el video, asegurando su inocencia. “No tengo nada que ocultar”, afirmó. Y explicó que la razón p or la que no se presentó a declarar es por el “accionar propio del Estado”.

Además, intentó desvincular a su familia de la causa, declarando que su hermano se encuentra detenido injustamente. “Está sufriendo presión psicológica, quieren que se haga cargo de un delito que no ha cometido y que dé información que no conoce, porque no tenemos nada que ver”, sostuvo. Gerónimo, peronista, mantiene entre sus contactos más de media docena de destacados yacuibeños y tarijeños a su vez vinculados con autoridades.

Gerónimo se encuentra prófugo desde hace un mes y medio, luego de que fuera señalado como uno de los miembros de una banda de narcotráfico

ESTRATEGIAS DEL NARCO PARA CRUZAR FRONTERAS

Las fronteras de Argentina con Bolivia y Paraguay contienen las principales rutas utilizadas por las organizaciones criminales para llegar al país con distintas drogas, cocaína y marihuana, principalmente.

Los traficantes, muchas veces “mulas”, llegan cada día con sustancias camufladas a partir de distintas estrategias. Las cantidades oscilan entre un kilo y tres toneladas. Su destino: consumo interno, Chile por los pasos cordilleranos y exportación a otros países, desde los puertos nacionales.

Respecto a la droga que llega por aire, el Ejecutivo nacional confirmó que existen “1.400 pistas de aterrizaje declaradas, y 500 posibles pistas clandestinas”.

La marihuana y la cocaína también, son transportadas a través de caminos terrestres. Siempre están escondidas en falsos fondos, en la carrocería de los autos, en cápsulas adentro del estómago, o disimuladas en las más distintas mercaderías. Por ejemplo, sobre la ruta nacional 34, durante un operativo que tuvo lugar en julio, encontraron droga oculta en botones.

La actividad de los narcos en puntos clave del país, como las provincias de Salta, Jujuy, Corrientes, Formosa y Misiones, se puede analizar, entre otras variables, con las actividades de producción y la cantidad de droga incautada más allá de las fronteras, es decir, ya en territorio extranjero.

Un informe de EEUU señala que, aunque Colombia, Perú y Bolivia continúan produciendo el 100% de la coca utilizada para la cocaína a nivel mundial, los tres países redujeron la producción, y actualmente registran los números más bajos desde 1990.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) de Bolivia decomisó, entre enero y septiembre del año 2015, 17,7 toneladas de cocaína y 110,8 toneladas de marihuana. Además, detuvo a 2.445 personas en las operaciones antidrogas. Hubo más de 9.500 operativos y se destruyeron 4.000 laboratorios clandestinos. (Datos de INFOBAE).

EL NARCO DEL CHACO, AMIGO DEL PODER

El boliviano Wilson Maldonado Valderrama (68), objetivo principal de la operación “febrero blanco” de la que logró huir, era hasta hace poco el prófugo más buscado a ambos lados de la frontera. Hoy se suma a la lista de los narcotraficantes requeridos por la justicia argentina y deberá afrontar el proceso de extradición al igual que otro viejo conocido, Juan Carlos Sejas Rosales.

El historial delictivo de Wilson Maldonado Valderrama (68) se agranda en 1993 cuando es detenido en Buenos Aires con 27 kilos de cocaína de gran pureza, cinco años después fue absuelto en un polémico fallo que llegó hasta la Corte Suprema.

El 20 de marzo de este año Clarín titula a cinco columnas ““W”, la cocaína que ya recorre medio país” y sitúa al empresario en la cúspide de “la red de narcos más activa del norte de Argentina”. No es casualidad que el vehículo intervenido en ese operativo en Monte Quemado (Salta) con 267 kilos de cocaína hubiera pertenecido a otro diputado salteño, Ernesto José Aparicio, fallecido en 2013 y que en su oportunidad fue vinculado al asesinato de Liliana Ledesma que en numerosas oportunidades lo había denunciado por narcotráfico, Aparicio estuvo procesado por lavado de dinero.

El fiscal federal de Salta, Ricardo Toranzos, que sigue los pasos de la banda, identifica a Maldonado Valderrama como el dueño de la cocaína que estaba ingresando desde Bolivia en avionetas. Según explica, estas máquinas “bombardean” hasta 300 kilos por viaje en el monte salteño, principalmente en la zona de Anta.

LOS PASOS EN BOLIVIA

Wilson Maldonado Valderrama, sin embargo, no contaba con hoja delictiva en Bolivia hasta que a principios de febrero la Policía lanzara la “operación Whiski” incautando bienes del prófugo por un monto de 2.762.107 dólares. El propio ministro de Gobierno llegó a Palmar Chico (Yacuiba) en esas fechas y brindó conferencia de prensa señalando que la decisión fue asumida después de que el Grupo de Investigación y Operaciones Especiales (GIOE) realizó un análisis financiero, seguimiento al movimiento económico y patrimonial del prófugo y se constató que era el propietario de dos haciendas con 30 cabezas de ganado vacuno y seis caballos, un aserradero con diez máquinas de carpintería, un surtidor de gasolina en Villa Montes y dos bienes inmuebles de pisos en la ciudad de Santa Cruz. Sobre si el prófugo se encontraba en el país, Carlos Romero eludió emitir criterio hasta que concluyan las investigaciones. Tampoco emitió mayores declaraciones cuando se procedió a su detención.

Lo cierto es que Wilson Maldonado Valderrama había logrado poner en pie dos empresas sometidas a supuestos estrictos controles por parte de las autoridades. “Chichín” como le identifican en círculos cercanos, es también un afamado criador de caballos de carrera, fundador del Club Hípico Villa Montes (municipio del sur boliviano) y admirado en su pueblo por la performance de su caballo preferido, “El Pata i Lana”. Varias fuentes lo sitúan incluso en el centro del polémico caso en Villa Montes que costó el sacrificio de 6 caballos criollos al dar el cambiazo con caballos de raza contrabandeados desde la Argentina y detectados por el Senasa.

Su pasión por la equitación le ha llevado a labrar amistades con otros connotados jinetes del Chaco tarijeño. Uno de los más connotados es el subgobernador de Caraparí, Lorgio Torrez.

ADJUDICACIONES MILLONARIAS

Wilson Maldonado Valderrama ha ejercido como representante legal de diferentes consorcios constructores que se han adjudicado varios proyectos en el Chaco tarijeño donde habría figurado como representante legal.

Una de las más jugosas fue adjudicada precisamente en Caraparí y hace referencia a la Construcción del Camino Pavimentado CR. Canto del Agua Saladillo adjudicada por más de 22 millones de bolivianos a la Asociación Accidental Caraparí conformada por las empresas COSECA SRL (70%) y Montaje y Construcciones Industriales LTDA (30%) y que a la fecha ha sufrido más de media docena de modificaciones de contrato.

Wilson Maldonado Valderrama fue apresado hace unos días en el barrio Héroes del Chaco de Santa Cruz de la Sierra. Lo curioso es que el juez que pide su captura internacional es el Juez Federal de Orán Raúl Reynoso, actualmente apartado de su cargo acusado precisamente de poner precio para conceder libertades a los narcos más frecuentes y habituados a cruzar la frontera.

Fuente: http://www.lostiempos.com/oh/actualidad/20160424/bolivia-argentina-narcohistorias-frontera#sthash.CgeDvOaF.dpuf