¿Armado o aprovechamiento político?: Un giro a las supuestas amenazas a Sáenz | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

¿Armado o aprovechamiento político?: Un giro a las supuestas amenazas a Sáenz

¿Armado o aprovechamiento político?: Un giro a las supuestas amenazas a Sáenz

El fin de semana, Gustavo Tolava, Pablo Delaloye y Juan Urzagaste fueron detenidos por amenazar al intendente Gustavo Sáenz. En este marco, se conoció la versión de la periodista Emilia López Fadel, quien da un giro a los hechos y se abre la posibilidad de que se trate de un armado político, o bien un aprovechamiento político en el que, además, participarían el medio Qué Pasa Salta y el municipio de Rosario de Lerma.

Según se corroboró, todo comenzó en el Festilerma el 1 de febrero último, cuando la periodista fue a cumplir  el sueño de conocer a Abel Pintos a dos niños. Uno de esos niños es precisamente la hija de Delaloye, el empresario detenido por las amenazas, trasplantada del hígado dos veces.

Cuando llegaron al festival, conocieron a Gustavo Tolava, quien dijo ser empleado de Rosario de Lerma y parte de la organización del evento. En determinado momento, el sujeto comenzó a ingerir alcohol y terminó agrediendo físicamente al novio de Emilia, quien inmediatamente llamó a la Policía e hizo que lo detuvieran. Delaloye fue una de las personas que presenció lo ocurrido.

Luego de esto, Tolava, consiguió el número de teléfono de la periodista y comenzó a enviarle continuos mensajes de amenazas, lo que provocó que la joven pidiera custodia policial. Paralelamente, Delaloye también comenzó a recibir mensajes de este hombre pidiéndole encontrarse, la joven le advirtió de quién se trataba aunque aun así ellos se reunieron.

La periodista manifestó también que desconoce la razón por la que el empresario accedió a reunirse con Tolava.

Armado político o aprovechamiento político…

Posteriormente, se conocieron los supuestos audios de Whatsapp en los que le pedían a Tolava disparar al Intendente para amedrentarlo. En tanto, al día siguiente de conocerse la primera grabación, el sujeto vuelve a decir que a él lo querían contratar.

Al narrar los hechos, la periodista aseguró que todo lo ocurrido fue informado por ella misma tanto a la Fiscalía como al intendente Gustavo Sáenz, lo cual llama la atención dado que el Intendente nunca realizó la denuncia, pues la Fiscalía actuó de oficio.

No obstante, luego de las detenciones fue el propio jefe comunal quien se encargó de hablar con los medios nacionales para asegurar que todo estaba enmarcado en una supuesta “mafia de los boliches” debido a la ordenanza que obligó a los empresarios a cerrar sus locales ubicados en el paseo Balcarce hace algunas semanas.

Así las cosas, crece la gravedad del caso ya que una de las sospechas que surge es que se trataría de un armado político, aunque también cabe la posibilidad de que tras ocurrir esta situación, la misma fuera aprovechada políticamente y también para conseguir algún rédito económico.

En este sentido, cabe remarcar que uno de los Delaloye está casado con la hermana del abogado Santiago Pedroza, ex asesor legal de la Municipalidad, y, curiosamente, posee un boliche habilitado en plena avenida San Martín.

También, hay que destacar que uno de los medios que más reforzó la teoría de una amenaza relacionada a “la mafia de los boliches”, y que, casualmente, no publica críticas a la intendencia de Salta, es Qué Pasa Salta, cuya esposa de uno de los dueños es hoy funcionaria municipal.

Asimismo, es importante señalar el enojo de empresarios de diferentes emprendimientos del corredor Balcarce quienes aseguran que tras el cierre de los boliches en la zona las ventas bajaron significativamente. Esta información, además, es publicada por el diario perteneciente a Juan Carlos Romero, socio político de Gustavo Sáenz con quien compartió el espacio durante la última contienda electoral.

Todos estos datos, tirarían abajo las versiones de la supuesta “mafia de los boliches” señalada por Séanz.

¿Y Jarsún?

Por otra parte, llama la atención la libertad con la que Tolava se manejaba en el festival, hablando con los medios y recibiendo a los periodistas, lo que reforzaría su versión sobre el vínculo con la Municipalidad de Rosario de Lerma, a cargo de Ignacio Jarsún quien, dicho sea de paso, aún no se pronunció sobre lo ocurrido.

No menos llamativo resulta el hecho de que consiguiera con tal facilidad los números de teléfono tanto de la periodista como del empresario.

A la fecha, Emilia sigue con custodia y sospecha que Tolava, a quien algunos medios señalaron como un ex convicto y quien además se hizo pasar por abogado, “está loco”.

Fuente: Todas las voces todas/ FM Noticias 88.1 Mhz.