Antenas. “Estos campos electromagnéticos aumentan el riesgo de tener ciertas patologías tumorales, aparte de otras que afectan a la salud” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Antenas. “Estos campos electromagnéticos aumentan el riesgo de tener ciertas patologías tumorales, aparte de otras que afectan a la salud”

Antenas. “Estos campos electromagnéticos aumentan el riesgo de tener ciertas patologías tumorales, aparte de otras que afectan a la salud”

Lo afirmó el neurólogo Ignacio Casas Parera, jefe del Departamento de Neurología del Instituto de Oncología Roffo, quien participó de una conferencia de prensa que se brindó en el hospital Arturo Oñativia en el marco del debate por la instalación de antenas de telefonía celular en la ciudad y el daño que provoca la radiación.

“En principio, las antenas emiten un campo electromagnético de radiofrecuencia y nosotros recibimos ese campo junto al teléfono, lo están emitiendo todo el tiempo”, aclaró inicialmente el profesional quien destacó que “las telefónicas pueden bajar la potencia de las antenas” y que “hay antenas que son bastante poderosas”, con lo cual subrayó: “El tema es cuántas antenas hay que poner para bajar esas antenas pero que haya una buena comunicación”.

“Esa es una cuestión técnica, no médica. Pero las antenas emiten una radiación y ese campo afecta de alguna manera a los seres vivientes y afecta al medio ambiente”, insistió Casas al tiempo que remarcó: “Tenemos una tecnología y es bueno tenerla disponible, pero a qué costo”.

En este sentido, explicó que “el costo es biológico”, y cuestionó a “los que dicen que los campos electromagnéticos no tienen efecto biológico”. “Algún efecto biológico siempre sucede”, enfatizó al hacer referencia a diferentes estudios que ponen en evidencia consecuencias tales como la “fragmentación de ADN, cambios en la masa encefálica, generación celular que termina matando a las células, es el estrés oxidativo que termina con la vida de células”.

En la misma línea, señaló: “El estudio que faltaba fue este año con el resultado del Instituto Ramazzini. Ha colocado una antena y una especie de condominio de ratas alrededor. Se vio que las ratas estaban afectadas significativamente. Ese estudio se agregó al del Instituto Nacional de Intoxicología de Estados Unidos, que invirtieron 2 años y 25 millones de dólares. Demostró que, además, las ratas con los campos que se emiten para los teléfonos celulares generaban tumores tanto en el corazón como, había un aumento del riesgo”.

“Entonces, estos campos electromagnéticos aumentan el riesgo de tener ciertas patologías tumorales, aparte de otras que afectan a la salud”, alertó el profesional en tanto enfatizó: “Hace unos años, ahora deben apagar las antenas, los técnicos que subían a las torres y a los 10 o 15 minutos bajaban mareados, con dolor de cabeza. Creo que eso no sucede más pero se calcula que el efecto muchas veces no se ve en el momento sino que se puede ver en las próximas generaciones”.

El profesional remarcó así que “hay que hacer la medición de la antena pero sin que la apaguen o baje la potencia la telefónica que la está administrando para hacer una medición real” y explicó que otras de las consecuencias que puede tener la exposición a los campos electromagnéticos incluyen trastornos de la atención (ADD por sus siglas en inglés, Attention Deficit Disorder), trastornos del sueño y efectos sobre la fertilidad. “El wifi en las casas y en las escuelas en particular, en muchos países no existe más, se ha hecho cablear para por lo menos tomar esas medidas precautorias y bajar la recepción a nivel de cuerpo en el momento de desarrollo de la población, que es vulnerable hasta los 15 años”, concluyó.

Fuente: Hora 7 radial/ FM Noticias 88.1 Mhz.