Almeda quitó el ploteo de una camioneta destinada a discapacitados y la destinó a su uso | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Almeda quitó el ploteo de una camioneta destinada a discapacitados y la destinó a su uso

Almeda quitó el ploteo de una camioneta destinada a discapacitados y la destinó a su uso

Crecen las denuncias y el malestar de los vecinos por el uso inadecuado que dan los funcionarios a los vehículos oficiales de la Municipalidad de Cafayate. La Carta Orgánica Municipal obliga a identificarlos.

Como en otros casos, también en Cafayate las redes sociales terminan siendo el termómetro del malestar social por situaciones vinculadas con actividades del ámbito oficial. Tal es el caso de la inapropiada utilización que se suele dar al parque automotor municipal, donde es cada vez más frecuente ver los vehículos siendo utilizados para cuestiones personales o en actividades de política partidaria.

Camioneta cafayate 1

Suele decirse que el mal ejemplo cunde rápido y es precisamente, en este caso, el intendente Fernando Almeda el protagonista de lo que no debe hacerse con el manejo particular que decidió darle a la camioneta Toyota, que llegó a Cafayate destinada a personas con capacidades diferentes.

A lo inadecuado de dar un uso que no corresponde a un vehículo donado para un destino específico, se suma el hecho grave de intentar esconder esta irregularidad quitándole el ploteo que indicaba que esa camioneta estaba destinada a personas con capacidades diferentes y que fuera donada por la “CONADIS” (Comisión Nacional para la Integración de las Personas con Discapacidad).

La Municipalidad de Cafayate recibió esa donación el 22 de mayo de 2015, que consistía en una camioneta 4×4 color blanco, un mini bus con capacidad para dieciocho pasajeros y un lugar para una silla de ruedas.

El minibus recibido oportunamente

Para informar el hecho, ese día las autoridades comunales organizaron un acto en las puertas de la Municipalidad y del que participaron algunos miembros del Concejo Deliberante, chicos de la Escuela de Educación Especial Nuestra Señora del Rosario, miembros de la Asociación Civil Igual a Vos y abuelos del Hogar de Ancianos Padre Ismael Sueldo.

A la gravedad e insensibilidad de dejar a las personas con discapacidades sin un vehículo destinado específicamente a ellos, el intendente Fernando Almeda incurre en un hecho de ilegalidad manifiesto ya que incumple lo ordenado por la Carta Orgánica Municipal, que establece en la Sección Primera – Declaraciones, Derechos y Deberes – Capítulo I lo siguiente:

“Emblemas Art. 7) La bandera, el escudo y la canción oficial que identifiquen al Municipio de Cafayate deberán ser legalmente oficializados a través de los instrumentos legales vigentes. El uso del escudo será obligatorio en toda la documentación y papeles oficiales, sellos, vehículos afectados al uso público y en el frente de los edificios municipales”.

Camioneta cafayate 2

Es interesante saber que la camioneta Toyota de referencia, como se puede leer a simple vista en la página oficial de la CONADIS, estaba destinada a personas con discapacidades, por lo que surgen dudas sobre el manejo arbitrario y discrecional que se hace sobre el patrimonio y bienes municipales, en este caso, un vehículo destinado a un sector sensible de la sociedad termina utilizándolo para uso particular del Intendente, con el agravante de la aviesa maniobra de quitarle la identificación.

La preocupante situación se extiende a gran parte de la gestión de Almeda, en donde se confunde permanentemente lo público con lo privado, lo que ha generado una enorme desconfianza en la sociedad y crecen las sospechas de corrupción y enriquecimientos ilícitos sobre gran parte de los funcionarios.

Pero sumado al hecho grave de alterar el uso del vehículo, no deja de llamar la atención la pasividad de los concejales de Cafayate ante la situación, ya que en total conocimiento del destino que se asignó a ese vehículo y del innegable y manifiesto retiro ilegal del ploteo, no actúan en consecuencia.

Esto se suma a una actitud laxa, cuando no obsecuente, con la gestión del Ejecutivo municipal y queda a toda vista, tal cual ocurrió con temas como el de las 32 hectáreas municipales usurpadas por una empresa privada, la falta de presupuesto municipal y sus rendiciones o las calles en mal estado, como también la ampliaciones de los módulos sin terminar, entre tantos otros temas que generan dudas, incertidumbre y malestar.

Fuente: Radio Cafayate