Advertencia de la Federación de Trabajadores de la Alimentación: “Todavía no nos llegó la crisis 100% a Salta” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Advertencia de la Federación de Trabajadores de la Alimentación: “Todavía no nos llegó la crisis 100% a Salta”

Advertencia de la Federación de Trabajadores de la Alimentación: “Todavía no nos llegó la crisis 100% a Salta”

Ayer a la mañana se llevó adelante una jornada regional de dirigentes de la industria de la alimentación. Participaron Héctor Morcillo, secretario adjunto de la Federación de Trabajadores de la Alimentación, quien estuvo a cargo de la apertura, y Antonio Cardozo, secretario general de la Federación en Salta. En su discurso, Morcillo se refirió a la situación económica y aseguró que no es una tormenta sino que es “una profunda crisis”. Además, cuestionó duramente las medidas del actual gobierno nacional, la reforma laboral y alertó sobre sus consecuencias. Cardozo acompañó sus dichos y aseguró que “todavía no nos llegó la crisis 100% a Salta”.

El dirigente llamó la atención sobre la caída de la actividad al alertar: “Hoy lo dice el propio sector empresario, más del 40% de la capacidad está ociosa, hay productos como chicles o caramelos emblemáticos en el consumo que hoy no se están produciendo, y hace 20 años que esas líneas no pararon nunca”.

Asimismo, remarcó que “la competitividad no pasa porque los trabajadores pierdan derechos”, y dijo: “Esta es la experiencia de Francia, de España, de Londres, de Inglaterra, donde se han perdido derechos, y ¿quién ha ganado? Ha ganado un capital más concentrado”. “Creemos que lo único que genera empleo es la inversión genuina, que haya más trabajo, que haya créditos baratos, es la única manera. Si las tasas están al precio en el que están producto de la especulación financiera y que algunos pocos pícaros hacen negocio en dólares, estamos en una timba financiera, por eso decimos que estamos en una crisis muy profunda, no en una tormenta. Acá hace dos años que estamos viendo cómo cae la actividad y no solamente la nuestra. Hay una caída en la actividad industrial impresionante con una apertura de importaciones realmente nefasta porque se han abierto las puertas sin ningún tipo de control”, aseveró Morcillo.

En esta línea, agregó: “El año pasado entraron varios millones de latas de tomate o de kilos de tomate. Esto produjo que la temporada, que normalmente en nuestra actividad en la zona de cuyo dura tres meses, dure 15 días. Llegó durazno de otros lados. Cuando se abren las importaciones es muy difícil que no pasen esas cosas”.

En cuanto a las promesas del gobierno de bajar la inflación, sostuvo: “Este gobernó le erró a todos los pronósticos, ¿por qué le vamos a creer? Ojalá la inflación baje y el consumo aumente, pero brotes verdes no hubo, no fueron pasando cada 6 seis meses. Ahora estos anuncios de buenas intenciones pero en la realidad vemos que la actividad cae más y el sector empresario nos dice que creen que va a caer mucho más”.

Por su parte, Cardozo acompañó las declaraciones de su par nacional. “Nuestro sector no escapa a la realidad nacional, está muy complicado. En las plantas las consecuencias del aumento de los servicios hace que tengan que ajustarse tremendamente y ajustan por los más débiles que somos los trabajadores”.

“Los trabajadores todavía la mayoría no inició la temporada porque las plantas están delicadas. El año pasado hubo tanta entrada de productos importados, todos los enlatados pero de afuera, menos de Argentina ni de Salta”, detalló.

Aseguró que debieron reducirse los turnos nocturnos “para hacer frente a las boletas”, aunque remarcó que no se dejó de producir aun “porque todavía no nos llegó la crisis 100% a Salta”.

Prepararse de cara a la ofensiva

De acuerdo a las declaraciones de Morcillo, “en nuestro país, el 80% del empleo generado en los últimos dos años es precario y responde casi a monotributos sociales”, por lo que subrayó: “Creemos que este proyecto de reforma laboral, que parece bastante inocuo con los títulos, esconde otros objetivos, y el sector empresario sigue insistiendo permanentemente en que hay que flexibilizar los convenios colectivos, los convenios laborales, como lo hizo Brasil, donde se extendió la jornada laboral a 12 horas, donde el trabajador puede negociar condiciones individuales de trabajo por debajo del convenio y por debajo de la ley. Es decir, volvemos a etapas casi de principio de siglo, cuando se luchaba por las 8 horas. Si bien no está en este proyecto, pero sí en el anterior proyecto, se extendía la jornada laboral en nuestro país”.

Frente a este contexto, destacó el rol de los sindicatos y “para enfrentar a estos modelos flexibilizadores”, y enfatizó: “Creemos que el camino el de enfrentar, de organizarse, de luchar, de parar, porque la ofensiva va a ser muy fuerte. Así como en los ‘90 la crisis se pretendía resolver flexibilizado el mercado laboral, se crearon 13 modalidades de contrato de trabajo y llegamos al desempleo más alto en la historia de la Argentina, está demostrado, la historia lo ha demostrado, que nada de esto mejora el empleo en ninguna parte del mundo”.

Asimismo, opinó sobre el Decreto 683/2018 del gobierno nacional por medio de cual se otorgan mayores facultades a las fuerzas armadas en medio de este contexto de crisis y lucha social. “Cuando se abren las puertas, después es muy difícil cerrarlas. Ya tuvimos los argentinos experiencias muy dolorosas, 30 mil desaparecidos, muertos, torturados, fusilados, y gran parte de esos compañeros eran del movimiento obrero. Esperemos que no vuelva a suceder esta historia. Ellos dicen que no, que ponen límites, pero fíjense lo que ha pasado en Brasil, cuando se militarizó la lucha contra las drogas, hoy uno de los grandes problemas que tienen son las denuncias permanentes de violación a los derechos humanos, de torturas y desaparición de personas. Cuando se abren las puertas para que las fuerzas armadas puedan intervenir en la política interna es muy complicado”, aseveró.

Fuente: Todas las voces todas/ FM Noticias 88.1 Mhz.