Adiós mi bulín de barrio El Huaico | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

15 Comments

Adiós mi bulín de barrio El Huaico

Adiós mi bulín de barrio El Huaico

Las primeras en abandonar los monoambientes del Huaico, fueron las hijas del rector de la Universidad de Salta, Víctor Claros, a quienes se les había entregado de manera irregular por el ex secretario de la juventud Nelson Lecuaona.

En ese entonces las hijas del Rector de la Honorable Universidad, contaban con un PH a nombre de ellas en partes iguales (50% y 50%), pero para que esto suceda tuvo que intervenir el propio Gobernador, él cual declaro que ya se los habían sacado.

Luego de semejante irregularidad, mejor dicho corrupción institucional, Lecuona fue premiado con el cargo de de subsecretario de empleo , osea el vago que no puede entregar legalmente un monoambiente ahora te tiene que generar puestos de trabajo.

monoambiente salta huico

Monoambientes de barrio El Huaico

Hoy Entre Líneas, se da con la novedad que varios monoambientes fuero desadjudicados  por no haberlos habitado en tiempo y forma (no los necesitaban) y  por intento de venta o alquiler, en definitiva esto quiere decir que es gente que entro por un negocio sabiendo que hay personas que no tiene donde vivir.

Lo preocupante de estos bulínes para nenas y nenes con llegada al poder en muchisimos casos, es que Lecuona no tiene ni una denuncia formal en la justicia y que las nuevas autoridades en el IPV, al descubrir mas irregularidades, no se les ocurrió ni pensar en denunciar a la gestión anterior y tampoco dieron a conocer
los nombres de las personas a las que les entregaron irregularmente estos bulos, lo que demuestra que algo ocultan.

Esto Lo informó el presidente del IPV, Fernando Alesanco, quien aseguró que debido a las frecuentes inspecciones en el lugar, hasta el momento hay aproximadamente 20 carpetas que entraron en proceso de desadjudicación.

Entre los principales motivos se encuentran el no habitarlos en tiempo y forma, es decir en el plazo de 60 días desde el momento de la entrega del monoambiente; venderlos, alquilarlos o cederlos en el lapso de 5 años y no pagar la cuota correspondiente.