A pesar del proceso que se le sigue por genocida Kairuz fue participe de un acto del Gobierno salteño | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

A pesar del proceso que se le sigue por genocida Kairuz fue participe de un acto del Gobierno salteño

A pesar del proceso que se le sigue por genocida Kairuz fue participe de un acto del Gobierno salteño

“Entrenador de día y represor de noche”, lo calificó Página/12 hace unos años a Juan de la Cruz Kairuz, quien ahora fue promovido y auspiciado por el Gobierno Salteño en el marco de la presentación de lo que denominaron “Los campeones del mundo de México ‘86 en Salta”.

Kairuz, quien es acusado de comandar un grupo de tareas que secuestraba gente en Libertador General San Martín, fue uno de los técnicos de las “Glorias del fútbol salteño” que enfrentaron a “los campeones del Mundo en México ’86”,  el partido fue promovido, organizado y auspiciado por la Secretaría de Deportes del Gobierno de la Provincia de Salta.

El 13 de junio de 1977, después de una misa y cuando las sombras ya se habían apoderado de Libertador General San Martín, un grupo de tareas invadió la casa de la familia Aredez, comandado por Juan de la Cruz Kairuz, un policía que trabajaba como represor por las noches y de día entrenaba al Atlético Ledesma, el club que ese año conduciría en el Campeonato Nacional de la AFA. Este esbirro de la familia Blaquier, propietaria del ingenio azucarero que colaboró con la desaparición de treinta trabajadores durante la última dictadura en aquella zona del noroeste, también había sido un conocido futbolista de Primera División en Atlanta, Newell’s, San Martín de Tucumán y Gimnasia de Jujuy entre 1966 y 1975.

Cuando Atlanta cumplió 100 años, decidieron no invitarlo y lo declararon persona no grata en la institución.

El juicio contra el entrenador sigue siendo dilatado, gracias a los poderosos abogados de Carlos Blaquier (con quien está acusado Kairuz), uno de ellos el amigo del gobernador Juan Manuel Urtubey, Horacio Aguilar.

Sin embargo, 41 años después el hijo de Luis Aredez, Ricardo, no olvida ese día en que Juan de la Cruz Kairuz irrumpió en su casa pateando la puerta justo al mes de la desaparición de su padre: “Se cumplía el primer mes de la desaparición de mi padre y veníamos de una misa. Cuando acabábamos de llegar a casa, tocaron el timbre. Atendí yo y me tiraron la puerta para atrás. Entraron en gran cantidad militares con uniforme y ametralladoras que estaban comandados por Juan de la Cruz Kairuz, que en esa época era técnico de Atlético Ledesma. Me quedó su imagen porque a cada momento salía en reportajes en los diarios. Y cuando entró a punta de pistola y se llevó un montón de cosas, estaba de civil. Él daba las órdenes y sabía perfectamente lo que hacía. En un segundo invadieron los tres pisos de mi casa. Sólo estábamos mi mamá, mi abuela y yo, que tenía dieciséis años”, recuerda.

Probablemente el golpe para ese adolescente dos décadas después sea brutal al observar que un gobierno democrático y peronista (uno de los partidos que integró el frente que llevó a su padre a ser jefe comunal) valida a un sujeto que aún no da explicaciones en la justicia.