A 3 años del crimen de Miguel Galván, el juicio no tiene fecha | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

A 3 años del crimen de Miguel Galván, el juicio no tiene fecha

A 3 años del crimen de Miguel Galván, el juicio no tiene fecha

Después de amenazarlo, a Miguel lo asesinaron de una puñalada en medio de un conflicto por la tierra en el límite entre Salta y Santiago del Estero. El principal acusado es Paulino Risso Patrón, un hombre que trabaja para la empresa Agropecuaria, denunciada por querer despojar sus tierras a los campesinos.

Hace tres años, en el límite entre Salta y Santiago del Estero, un sicario asesinó de una puñalada en el cuello al campesino de la comunidad Lule Vilela, Miguel Galván. “Arreglen con la empresa porque los voy a partir”, le dijo días antes del crimen el principal acusado del crimen Paulino Risso Patrón. La causa ya está elevada a juicio en la Justicia salteña pero el tribunal que tiene que realizar el debate oral aun no fijó la fecha de inicio.

En la tarde del 10 de octubre de 2012 Miguel y su hermano Gabriel habían ido al pozo donde se saca agua para los animales y donde están los corrales, ubicado a unos 100 metros de la casa de la familia Galván. Allí estaban la esposa de Miguel, Julia, su hija y su otro hermano Rafael con quienes había compartido el almuerzo unas horas antes. Miguel y Gabriel habían ido a sacar un árbol que estaba seco y que se había caído sobre el alambrado que rodea el pozo de agua.

“Hacia horas que habíamos terminado de almorzar y pase por el monte, él estaba trabajando en allí”, dice sobre aquel día Rafael.  “Yo lo vi al chico cuando pasó, bajo a la casa y veo la moto que pasa con esta persona” recuerda el hermano de Miguel sobre Risso Patrón. El joven fue hasta donde estaban Miguel y Gabriel, discutieron por “problemas de tierra” dice el expediente pero Risso Patrón sacó un cuchillo y se lo clavó en el cuello a Miguel. Gabriel intentó defender a su hermano y con un hacha hirió en la cabeza al agresor pero Miguel ya estaba muerto.

“Lo mató a Miguel”, le dijo Gabriel a Rafael unos pocos minutos después. “El chico los insultaba y decía cosas feas. Días antes el padre y el chico le dijeron que arreglen con la empresa porque los iban a partir”, detalla Rafael para dar cuenta de que el asesinato tiene que ver con el conflicto por la tierra en Santiago del Estero.

“Veníamos sufriendo un monto de cosas por negarnos a entregarnos las tierras donde vivíamos”, cuenta.

Rafael recuerda a Miguel como “un tipo muy trabajador y luchador” que “ha salidos de muchas cosas difíciles”.

Ese “emprendedor y luchador” que trabajó de mozo en el tiempo en que vivió en Buenos Aires, que se fue a Mendoza, y que volvió a su tierra para luchar por ella: “Era muy familiero, hacia sus cosas con mucho sacrificio” rememora Rafael que con desazón dice: “Hoy no sé de donde saco fuerzas para seguir luchando”,

La lucha por la tierra

La actitud de Risso Patrón no era casual. La familia de Miguel pertenece a la Central Campesina Indígena tres Fronteras del Movimiento Campesino de Santiago del Estero (Mocase-Vía Campesina) y antes del asesinato eran quienes resistían el avance de empresarios que querían quedarse con esas tierras. Incluso hay denuncias firmadas por el propio Rafael y Miguel contra las actitudes de los Risso Patrón.

Desde 2010 la empresa Agropecuaria La Paz S.A intenta alambrar los territorios de la Comunidad El Simbol y para ello logró como aliado a la familia Risso Patrón que son vecinos del lugar y que fueron contratados para amedrentar a las familias. Los intentos del despojo de la tierra son tanto en el lado que pertenece a Santiago del Estero como al de Salta e incluyen la utilización de bandas armadas que desde el Mocase identifican como los “Tala Aranda”.

“Quieren la tierra de los campesinos, yo sigo viviendo, soy consejero de la comunidad”, dice Rafael y recuerda que ha tres años del asesinato de su hermano aún los siguen amenazando: “El 20 de septiembre el padre de este chico me amenazó”, dice en alusión a Eulogio Risso Patrón: “Ayer nomás anduvo todo el día por delante de la casa”, cuenta.

Un sólo acusado en la mira de la justicia

El asesinato de Miguel ocurrió del lado salteño del paraje y por eso, aunque muchas de las denuncias previas de la comunidad habían sido realizadas en Monte Quemado (Santiago del Estero), la causa fue a parar al Juzgado de Instrucción 2 de Metán, Salta, a cargo del juez Mario Dilascio. Este juez fue quien en un primer momento le imputo al hermano de Miguel, Gabriel, el delito de intento de asesinato que hizo que estuviera más de quince días preso en Metán.

El juez de Metan no le puso custodia a Risso Patrón mientras estaba internado en un hospital por los golpes que recibió después del asesinato de Miguel y este salió caminando tras recibir el alta. Luego fue recapturado y hoy espera el juicio detenido en la cárcel de Villa Las Rosas en Salta Capital. Tras esos reveses, la causa avanzó pero sólo para juzgar a Risso Patrón y no a los autores intelectuales, los empresarios.

La sala II del Tribunal de Juicio de Salta será la encargada de realizar el juicio oral donde Risso Patrón, acusado por el delito de homicidio simple y donde Gabriel, hermano de Miguel, está acusado de lesiones al propio Risso Patrón.   La sala aún no dispuso fecha para el inicio del juicio. Según explicaron fuentes de la justicia salteña se “presentaron nuevas pruebas y se difirió la fecha de juicio”.

Se trata del mismo tribunal que realizó el juicio por el asesinato de las turistas francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni y que para este juicio estará integrado por Ángel Amadeo Longarte, Bernardo Ruiz y María Victoria Montoya Quiroga que reemplaza a Carlos Héctor Pucheta que se jubiló.

Fuente: Infojusnoticias