“No tenemos elementos que indiquen otra cosa que una descompensación, pero no hay que descartar nada” | Salta Entre Líneas
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

“No tenemos elementos que indiquen otra cosa que una descompensación, pero no hay que descartar nada”

“No tenemos elementos que indiquen otra cosa que una descompensación, pero no hay que descartar nada”

Hace dos fines de semana  se conoció la noticia de la muerte del piquetero Pablo Moreno, quien estaba detenido desde septiembre del año pasado acusado de tentativa de homicidio tras los incidentes con la policía en Morillo mientras se realizaba una protesta frente a las puertas de la empresa Vertúa.

En esa ocasión la policía reprimía con balas de goma, las que llegaron a impactar hasta en un nene de 3 años y en donde la respuesta fue tirar nafta y prender fuego para defenderse del accionar policial, solo Pablo Moreno fue preso y nunca se profundizo sobre el accionar de la fuerza de seguridad. En ese marco el Ministro de Seguridad aseguro que iba a buscar “hasta abajo de las piedras a los culpables,

Los Familiares de Moreno se manifestaron este fin de semana pidiendo justicia y su abogada sospechan que la muerte no fue por una enfermedad pre existente – como señala la versión oficial – sino que se trataría de un asesinato, ya que el hombre había denunciado amenazas en reiteradas oportunidades.

Alejandro Cornejo D’ Andrea, ministro de Seguridad de la provincia, explicó: “Lo sucedido fue en la Comisaría de Tartagal, tenemos una investigación penal que se hace y una sumaria administrativa en la cual trabaja Asuntos Internos, hay que esperar los informes patológicos del CIF. Nosotros no descartamos nada”.

Cornejo D’ Andrea dijo lamentar el hecho, pero afirmó que – ante las versiones del asesinato – el Estado cuenta con registros donde consta que Moreno estuvo visitando un médico por una problemática en su salud y que, ese día en particular, aparentemente sufrió una descompensación y se broncoaspiró.

“No hay denuncia sobre situaciones de maltrato. La abogada habla de que lo mandaron a asesinar, nosotros – de la información que tenemos – no tenemos elementos que indiquen otra cosa que una descompensación, pero no hay que descartar nada”, agregó.

“A Pablo – desde el momento que quedó preso – le dijeron que no iba a salir vivo”

Sarah Esper, abogada de la familia de Pablo Moreno, detalló los motivos por los cuales presentaron la denuncia donde se pide que se investigue la muerte del piquetero como homicidio.

“No tiene otra vuelta, mientras más investigás la causa, más te das cuenta que fue un homicidio”, aseveró la letrada y precisó: “Lo más sospechoso son los pinchazos que tiene Pablo en la espalda”.

Según la abogada, la policía tiene constancia de una inyección que se le colocó por una gripe, pero no explicaron nunca qué es el pinchazo que tiene en la espalda.

“Fácticamente no hay como errarle al hecho del homicidio”, insistió Esper.

La abogada indicó que la familia no pudo radicar la denuncia ante los balazos de goma propinados por la policía al niño de 3 años, hijo de Pablo.

“Ningún policía fue apartado de su cargo por la represión, pero no llama la atención de que quieran tapar todo esto”, señaló y enfatizó: “Quiero que caigan los responsables”.

Finalmente, la abogada manifestó: “A Pablo – desde el momento que quedó preso – le dijeron que no iba a salir vivo. Pablo sabía que algo le iban a hacer”

Fuente: “Algo personal” – FM Noticias 88.1 Mhz